Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Planeta

Unos 350 refugios silvestres, en riesgo

BirdLife International advirtió que entre los sitios amenazados en todo el mundo hay 56 humedales, entre ellos los de la Bahía de Panamá

Unos 350 refugios silvestres, en riesgo
Los humedales de la Bahía de Panamá ofrecen refugio y alimento a una diversidad de aves playeras.

La BirdLife International advirtió ayer en un informe que unos 356 refugios silvestres, de los doce mil que existen en todo el planeta Tierra, están en peligro por la destrucción y el mal uso de sus recursos naturales.

Destaca que los sitios amenazados fueron localizados en 122 países del mundo y que entre ellos hay 56 humedales de importancia internacional, incluyendo los de la Bahía de Panamá, declarados como sitio Ramsar en el año 2003. Añade que las principales amenazas para estos sitios son la gestión inadecuada del agua, la recreación y la agricultura.

De acuerdo con la organización, los lugares amenazados fueron identificados por la red mundial de las Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad (IBA, por sus siglas en inglés) como ‘IBAs en Peligro’ por estar en peligro inminente de perderse. Incluyen zonas terrestres y marinas.

Melanie Heath, directora de BirdLife de Ciencia, Política e Información, dijo que ‘IBAs en Peligro’ ofrece un enfoque esencial a los gobiernos, agencias de desarrollo, convenciones internacionales ambientales y de conservación, empresas y la sociedad civil en general para tomar medidas que eviten un mayor daño o pérdida de estos sitios de importancia internacional’.

En cuanto a la implementación del programa de IBA en Panamá, Rosabel Miró, directora de Audubon, indicó que el mismo comenzó a implementarse en el año 1995. Agregó que, precisamente, la información científica recopilada mediante esta red internacional permitió sustentar el valor ecológico que tienen los humedales de la Bahía de Panamá para las aves playeras migratorias y permitió que éstos (los humedales de la Bahía de Panamá) fueran declarados como Sitio Ramsar en 2003 y posteriormente en 2009, un área protegida bajo la categoría de Reserva de Vida Silvestre. Otras de las regiones calificadas como ‘IBAs en Peligro’ son los bosques de las tierras bajas de la isla Santo Tomé amenazadas por plantaciones a escala industrial, construcción de represas para hidroeléctricas y por la caza; así como también el Mar de Tasmania entre Australia y Nueva Zelanda, un área clave para la alimentación de muchas aves marinas y mamíferos marinos amenazados a nivel mundial, y que corren aún más peligro por la cantidad de plástico que llega a las costas.

El informe fue dado a conocer luego que este fin de semana el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) solicitó a los gobiernos de todo el mundo otorgar más esfuerzos para la conservación de las zonas protegidas, un tema al que este diario le ha estado dando seguimiento.

Heath instó a los gobiernos, organismos ambientalistas y sociedad civil a trabajar conjuntamente para mitigar las amenazas de los refugios de vida silvestre, a fortalecer las leyes que garanticen su protección desde las primeras etapas de desarrollo y políticas ambientales locales e internacionales que contribuyan a mejorar la gestión de las zonas protegidas.