Temas del día

28 de Feb de 2020

Planeta

Botánico del Smithsonian descubre nueva planta en Panamá

Rodolfo Flores, quien es becario en el STRI, trabajó en conjunto con Helen Kennedy, de la Universidad de California

Botánico del Smithsonian descubre nueva planta en Panamá
Los investigadores Helen Kennedy y Rodolfo Flores

El botánico panameño Rodolfo Flores descubrió un nuevo pariente silvestre de las plantas cultivadas conocidas como Calatea cebra o pavo real.

Flores, quien es becario en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), trabajó en conjunto con Helen Kennedy, de la Universidad de California en Riverside e investigadora asociada al herbario, y nombraron la especie Calathea galdamesiana en honor de la asistente del Herbario de STRI, Carmen Galdames.

"Carmen ha sido de forma directa o indirecta la profesora de muchos botánicos en Panamá", comentó Flores. "Es muy dedicada y es un ejemplo a seguir."
 
La C. galdamesiana pertenece a la familia Marantaceae, conocida por las hojas grandes, ovaladas de la C. lutea conocidas como bijao, usadas frecuentemente como envolturas naturales para comidas como tamales y juanes.

La nueva especie se distingue, entre docenas de otras especies de Calathea, por la forma de sus hojas. Además, tiene de una a cuatro inflorescencias —estructuras que soportan las flores— las cuales se desarrollan  desde un brote  que surge de un tallo subterráneo (rizoma) y  se extiende por el suelo, una característica muy inusual.
 
Flores descubrió, el único ejemplo conocido de C. galdamesiana, en el Parque Nacional Santa Fe en Panamá, donde participaba en un inventario de la diversidad biológica, organizado por el Proyecto del Corredor Biológico Mesoamericano del Ministerio de Ambiente de Panamá.

Las nuevas colectas y la descripción formal de esta especie se llevaron a cabo como parte del Proyecto Protocolo de Nagoya de STRI.
 
La nueva especie se incluirá en el resumen de Kennedy de la familia Marantaceae escrito para La Flora Mesoamericana, una iniciativa del Jardín Botánico de Missouri, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Museo de Historia Natural (Londres), la cual será publicado en español, por lo que será ser accesible a estudiantes y profesionales de botánica en América Latina.
 
Kennedy, quien trabajó en el Smithsonian con el ex científico de la institución Robert Dressler y también como curadora en el herbario del Jardín Botánico Summit en Panamá, quería honrar a Galdames por su papel en la taxonomía de las plantas.
 
"Carmen Galdames siempre me ayudó cuando estaba en el herbario de STRI," comentó. "Para nosotros es un honor reconocerla de esta manera."
 
Flores no solo añadió la planta al herbario del Smithsonian, también la añadió a su colección de tatuajes. Flores también ha sido pasante en el Jardín Botánico de Missouri donde identificó plantas colectadas durante un proyecto liderado por Alicia Ibáñez, inventariar áreas botánicamente inexploradas, parte de los esfuerzos del International Cooperative Biodiversity Group en Panamá.

Durante dos meses de intenso trabajo con varios especialistas del Missouri Botanical Gardens, Rodolfo regresó con más de 20 especies de plantas nuevas para la ciencia, que ahora esperan descripción, y más de 15 nuevos registros de plantas para Panamá, incluyendo un nuevo género para Mesoamérica.

Planea viajar a Marie Selby Botanical Gardens y trabajar con Bruce Holst, un especialista en la familia de plantas Myrtaceae.
 
"La gente siempre se sorprende cuando se enteran de las historias detrás de mis tatuajes", comentó Flores, quien incluso ha sido arrestado y detenido por una noche en la cárcel debido a que en Panamá las pandillas a menudo se identifican a través de símbolos tatuados.

"Uno de mis tatuajes combina mis historias de la infancia favoritas sobre la existencia de duendes del bosque, así como uno de mis movimientos culturales preferido que es el hip-hop o el breakdance- en el que he estado involucrado en los últimos 15 años, además de mi profesión como botánico".