Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Planeta

Drones para la protección de las tortugas

La fundación MarViva, junto con la empresa LatAm Drones, ha implementado un programa para la conservación de quelonios desde el aire, lo que permite una mejor observación y facilita su protección durante el período de anidación

El drone está equipado con un sensor térmico para facilitar la visión nocturna.Fundación MarViva

Bajo un cielo nocturno, las tortugas emprenden un viaje peligroso para poner sus huevos. Una vez puestos los huevos, entre depredadores y cazadores, estos están amenazados día y noche. Cuando nacen, muy pocas llegan hasta el mar. Miembros de las comunidades de las playas de anidación, junto a ambientalistas, han estado trabajando para proteger este proceso, pero no es un trabajo fácil. Muchos caminan por terrenos peligrosos durante largos periodos de tiempo, al lado de fuertes oleajes costeros. Por esta razón, la fundación MarViva, en conjunto con la empresa LatAm Drones & Remote Sensing crearon un programa en el cual se usan drones para proteger, vigilar y estudiar, de manera más fácil, el movimiento de tortugas en playas de anidación en Panamá.

Ambas compañías, trabajando en conjunto, escogieron a la fundación Agua y Tierra, quienes trabajan en la playa Mata Oscura, en Mariato, para utilizar el drone a través de ellos. “Desde hace muchos años la Fundación MarViva viene conociendo del trabajo de Jacinto Rodriguez y su equipo humano dentro de la Fundación Agua y Tierra”, comentó Juan Posada, gerente de ciencias en la fundación MarViva, “así que siempre lo hemos tenido como referente para muchos de los proyectos que realizamos en el área del Golfo de Montijo, bien sea en fortalecimiento comunitario o en procesos de adaptación a cambio climático”.

El programa nació con el objetivo de poder poner en disposición la tecnología para el beneficio del medio ambiente. “En realidad la oportunidad vino sola, de la mano de la organización Flying Labs Panama, de la Universidad Tecnológica, que con fondos del programa BID Lab adelantaron una convocatoria pública denominada “Desafío para la innovación social con tecnología robótica e inteligencia artificial”, orientada a ofrecer el uso de tecnologías robóticas para solucionar problemas sociales y ambientales, y servir de catalizador de iniciativas empresariales en torno a la robótica como un servicio“, compartió Posada.

Las tortugas son monitoreadas durante la anidación.

La idea del programa es poder capacitar a todos los que trabajan en beneficio de la conservación de tortugas para que estos puedan utilizar esta tecnología a su favor. “En realidad esta iniciativa no busca convertirse en un programa permanente de la Fundación MarViva ni de LatAm Drones”, explicó Posada. “Ninguna de las dos organizaciones es especialista en tortugas. Lo que sí es un programa permanente de MarViva es buscar apoyos para el fortalecimiento de grupos comunitarios en pesca y turismo responsable, donde el avistamiento de tortugas en playas de anidación es uno de ellos”.

La fundación Agua y Tierra ya ha sido capacitada para volar drones sobre la playa Mata Oscura, y poder ver el movimiento de tortugas. Sin embargo, aunque estén capacitados, Posada comentó que “de momento solo pueden operar el drone en horas nocturnas con permiso de las Autoridades de Aeronáutica Civil, mientras se espera por el trámite de presentar el examen y el otorgamiento de la licencia como pilotos de drones”.

Como se debe solicitar autorización diaria, se ha dificultado el uso del drone con la frecuencia deseada, pero sin importar esto, se han estado haciendo avances.

“El equipo de LatAm Drones ha pasado por Mata Oscura, para refrescar las técnicas de vuelo e iniciar un proceso de vuelo nocturno automatizado, que está en proceso de implementarse”, dijo Posada.

Se entrenó a miembros de la Fundación Agua y Tierra en el manejo de drones.

Hasta ahora, es un tema de importancia para el desarrollo del programa. “En este momento estamos centrando nuestro esfuerzo en tratar de lograr que las personas de Fundación Agua y Tierra que fueron capacitadas para el vuelo de drones obtengan su licencia para vuelo nocturno para entonces sí poder apoyar a Jacinto Rodríguez y su equipo en los preparativos para la próxima temporada de anidación, que comienza el primero de junio, detalló Posada.

Los participantes del programa se han llevado algunas sorpresas gratas. “Si bien teníamos confianza en que el drone equipado con un sensor térmico para facilitar la visión nocturna nos iba a permitir detectar la presencia de seres vivos en una playa de anidación, aun no estábamos totalmente seguros que sería posible en el caso de una tortuga, por ser animales de sangre fría y que vienen del agua, que también está fría”, compartió Posada. “Así que cuando detectamos la primera tortuga llegando a la playa para comenzar a anidar, el júbilo entre todos los participantes fue indescriptible”.

Aunque es muy temprano para ver impactos definitivos del uso de los drones, los miembros de la fundación Agua y Tierra han trabajado con más facilidad y han podido “detectar y evitar que la presencia de perros y personas pudiera amenazar el proceso de anidación de la tortuga y que sus huevos fuesen saqueados”, dijo Posada.

Se espera obtengan sus licencias de piloto en corto tiempo

Por ahora, tienen pensado expandir el programa a otras playas para poder capacitar a más fundaciones que se dediquen a la conservación de las tortugas. “Desde Fundación MarViva, con el acompañamiento de LatAm Drones, hemos tocado las puertas de donantes, a nivel internacional, a ver si podemos fortalecer a otros grupos comunitarios que, como Fundación Agua y Tierra , trabajan en la protección de las tortugas marinas en su proceso de anidación”, dijo Posada. Incluso, Posada comentó que están “ a la espera de respuesta por parte de dos organizaciones, cuyas puertas ya hemos tocado en busca de financiamiento”.