Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Deportes

El Manchester City pone fin a 35 años de sequía y gana Copa de Inglaterra

El Manchester City ganó la Copa de Inglaterra al vencer al Stoke por 1-0, en la final disputada este sábado en Wembley, gracias a un go...

El Manchester City ganó la Copa de Inglaterra al vencer al Stoke por 1-0, en la final disputada este sábado en Wembley, gracias a un gol del marfileño Yaya Touré en el minuto 74, poniendo fin a una sequía de 35 años sin títulos.

La victoria dio al City su primer trofeo desde el triunfo de la Copa de la Liga en 1976 en Wembley y completó un raro doblete para la ciudad de Manchester, el mismo día en que sus rivales del United se hicieron con el título en la Premier League.

Fue también una buena semana para el City, que se había asegurado su participación en la próxima Liga de Campeones el martes al vencer al Tottenham."Sólo puedo decir que estoy muy feliz", dijo al término del partido el entrenador italiano del City, Roberto Mancini. "Después de tantos años, merecían ganar este trofeo", añadió, señalando a los aficionados de su equipo."Dominamos el partido. Jugamos muy bien y los jugadores estuvieron fantásticos. Pero esta es sólo una pequeña pieza de la historia", continuó Mancini.

El héroe de la final, Yaya Touré, que también marcó el gol de la victoria en la semifinal contra Manchester United, estaba jubiloso por su aportación a este título."Es una victoria fantástica. Sabemos la historia de este club y cuando comenzamos la temporada dijimos que intentaríamos ganar un título.

En el gol, disparé tan fuerte como pude", dijo Touré.El tanto llegó a falta de 16 minutos. Un disparo del italiano Mario Balotelli fue desviado por Marc Wilson, llegando el balón al marfileño, que anotó.

El argentino Carlos Tevez, capitán del Manchester City, pudo jugar la final, después de que Mancini decidiera esperar hasta horas antes de la final para saber si lo alineaba.

Tevez había disputado los últimos siete minutos en la victoria de su equipo el martes ante el Tottenham, después de haberse lesionado en los isquio-tibiales en la 29ª jornada de la Premier League (11 de abril).