Temas Especiales

26 de May de 2020

Deportes

Djokovic y Sharapova, intratables en Australia

MELBOURNE, AUSTRALIA. El serbio Novak Djokovic no sufrió tanto esta vez y se impuso ayer martes 6-1, 4-6, 6-1, 6-4 al checo Tomas Berdyc...

MELBOURNE, AUSTRALIA. El serbio Novak Djokovic no sufrió tanto esta vez y se impuso ayer martes 6-1, 4-6, 6-1, 6-4 al checo Tomas Berdych, para avanzar a las semifinales del Abierto de Australia, donde se medirá al español David Ferrer.

En tanto, María Sharapova siguió intratable dentro de un torneo en el que ha cedido sólo nueve games, para colocarse también en las semifinales, donde enfrentará a la china Li Na.

Después de que necesitó cinco horas y dos minutos para eliminar al suizo Stanislas Wawrinka el domingo, Djokovic no atravesó problemas serios ayer y continuó la búsqueda de un tercer título consecutivo en Melbourne.

Completó su victoria sobre Berdych exactamente en la mitad del tiempo que duró su encuentro anterior.

Ahora, Djokovic ha ganado 19 encuentros consecutivos en el Melbourne Park. ‘Fue una gran actuación’, dijo. ‘Esperaba que el partido fuera más corto’.

Luego, el serbio agradeció a sus entrenadores y masajistas, por ayudar a que se recuperara tras el maratónico encuentro del domingo.

‘Considero que estoy en buena condición, pero tengo un gran equipo alrededor de mí, el cual ha hecho lo mejor posible para que me sienta listo para jugar cada partido, tanto en el aspecto mental, como en el emocional’, señaló.

Ferrer tuvo un encuentro complicado.

Tres veces en los primeros cuatro parciales, el español estuvo en riesgo de ser eliminado del Abierto de Australia por su compatriota Nicolás Almagro, quien nunca lo ha vencido en una docena de encuentros competidos.

Ferrer, 4to favorito, sobrevivió al peligro en el tercer parcial y a dos situaciones comprometidas en el cuarto, cuando Almagro, 10mo favorito, servía para el partido. Consiguió resistir hasta que finalmente avanzó a sus cuartas semifinales en seis torneos de Grand Slam al imponerse por 4-6, 4-6, 7-5, 7-6 (4), 6-2.

‘Fue (un) milagro que haya ganado este partido, creo’, admitió Ferrer.

‘Intenté pelear cada punto, así juego. Siempre lucho’.

Almagro dominó los dos primeros parciales y servía para el partido en el tercero cuando Ferrer repuntó, al romperle el saque en el crucial 10mo game y volvió a quebrarle el servicio a su compañero de la Copa Davis.

El cuarto parcial se caracterizó por ocho rompimientos del servicio, y Ferrer tomó finalmente el control del encuentro en un tiebreaker para forzar el quinto parcial.