Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Deportes

Festejo después del título

CHITRÉ. En una verdadera fiesta se convirtió la conquista del título de Panamá del Primer Campeonato Panamericano de Béisbol Sub 21.

CHITRÉ. En una verdadera fiesta se convirtió la conquista del título de Panamá del Primer Campeonato Panamericano de Béisbol Sub 21.

Los dirigidos por Rodrigo Merón, luego que el timonel panameño recibiera su tradicional baño de refresco, sacaron botellas de champaña del dugout panameño y celebraron en el área del montículo ante la mirada de unos fanáticos felices por lo acontecido.

Fue una verdadera fiesta, que se extendió hasta altas horas de la noche en la ciudad de Chitré.

Rodrigo Merón, director técnico del equipo panameño, felicitó a sus dirigidos por el trabajo realizado durante toda la competencia y admitió su sorpresa por la ofensiva mostrada por el grupo en los nueve partidos que jugaron.

"Hay que reconocer que la ofensiva fue buena. Cuando estuvimos en los partidos de fogueo no se bateó mucho, pero en el torneo el bateo salió a relucir", expresó Merón en entrevista al periodista Ángel Valdés de TVMax.

"Este es el resultado de dos meses de trabajo en los entrenamientos", puntualizó el pelotero Ibrahim McKenzie.

Al final se realizó la ceremonia de premiación en la que los equipos de Venezuela y Puerto Rico recibieron sus trofeos de tercer y segundo lugar.

Panamá recibió dos trofeos, uno que le acredita como campeón del certamen y otro por haber ganado la Copa Carlos Lee.

Fue el propio exgrandes ligas panameño quien entregó las medallas y los galardones al grupo de jugadores que luego dieron una vuelta olímpica ondeando la bandera panameña que defendieron con orgullo en este certamen que finalizó el pasado sábado en el interior del país.

Panamá entró en la historia del béisbol al convertirse en el primer campeón panamericano, categoría Sub-21, al derrotar a su similar de Puerto Rico, por 10 carreras a 2, en el partido final del certamen que se llevó a cabo en el estadio Rico Cedeño de la ciudad de Chitré.

El equipo panameño dominó este partido utilizando la misma fórmula que los juegos anteriores; con una fuerte ofensiva y un pitcheo sólido.

Los flamantes campeones panameños culminaron el certamen que se desarrolló en el interior del país con un récord total de nueve victorias sin derrotas.

Tanto la novena panameña como la puertorriqueña son, junto a Venezuela y Nicaragua, los representantes de América en el Campeonato Mundial de Béisbol Sub-21 que se llevará a cabo el próximo año en una sede aún por determinar.