Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Deportes

Final de damas, campeona inédita

MELBOURNE. La ganadora del título en el Abierto de Francia en 2011, Li Na, quien jugará su tercera final en Australia, contra Dominika C...

MELBOURNE. La ganadora del título en el Abierto de Francia en 2011, Li Na, quien jugará su tercera final en Australia, contra Dominika Cibulkova mañana, en un partido decisivo inédito, del que saldrá una campeona nueva para el primer Grand Slam del año.

Li, cuarta cabeza de serie, doblegó 6-2, 6-4 a la canadiense de 19 años Eugenie Bouchard, que en este primer Grand Slam de la temporada se destapó como nueva estrella en el firmamento del tenis femenino.

En la final del año pasado ante Victoria Azarenka, Li se torció un tobillo, se cayó dos veces y se golpeó la cabeza contra el suelo.

‘Creo que es la tercera vez que estoy cerca del título, dijo Li. ‘Al menos esta vez traté de no caerme porque el año pasado creo que jugué bien la final pero no tuve suerte’, agregó.

Campeona del Abierto de Francia 2011, Li es la única ganadora de un título de Grand Slam que sigue en la competencia luego de las derrotas de Serena Williams y Sharapova en cuarta ronda y el descalabro de la reina vigente Victoria Azarenka en los cuartos de final ante Radwanska.

Por su lado, Cibulkova derrotó 6-1, 6-2 a la polaca y quinta preclasificada Agnieszka Radwanska.

La vigésima preclasificada, ha sido la mayor sorpresa del torneo al llegar a su primera final de un Grand Slam tras derrotar a Radwanska, subcampeona de Wimbledon en 2012.

La eslovaca de 24 años ha ganado todos excepto uno de sus duelos en sets consecutivos, en su inesperada victoria en cuarta ronda sobre la rusa Maria Sharapova se extendió a un tercer set.

La china surge como favorita por su experiencia, pero Civulkova ha demostrado que puede dominar la tensión de un encuentro crucial.

WAWRINKA CUMPLIÓ

Stanislas Wawrinka hizo realidad las expectativas al ganar por 6-3, 7-6 (1), 6-7 (3), 7-6 (4) a Tomas Berdych para alcanzar su primera final en un torneo grande.

Wawrinka puso fin a una racha de 14 derrotas ante el serbio Djokovic con su triunfo en un partido que se disputó a cinco sets y duró cuatro horas en los cuartos de final, a la que siguió una actuación dominante sobre Berdych, finalista de Wimbledon en 2010.