Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Béisbol

Peloteros cubanos tristes por muerte de Fernández

El tirador cubano compilaba números que le hubieran llevado a la categoría de súper estrella

La muerte trágica del joven lanzador cubano José Fernández, de los Marlins de Miami, considerado como uno de los mejores en el béisbol de las Grandes Ligas, ha dejado desolada a toda la familia del béisbol de las Mayores.

Pero de una manera especial a la comunidad cubana residente en Estados Unidos y entre los muchos peloteros de su país que también están en el mejor béisbol del mundo.

La triste noticia de su muerte, ocurrida en la madrugada del domingo último en un accidente náutico ocurrido en Miami Beach, se esparció rápidamente por todo Estados Unidos y Cuba en medio de un sentimiento de tristeza e incredulidad.

‘SE HA IDO UNO DE LOS MEJORES LANZADORES QUE HAYA VISTO EN MI VIDA, ES UNA PÉRDIDA IRREPARABLE',

YULIESKI GURRIEL

PELOTERO CUBANO

Fernández, de 24 años, que se crió en Cuba, donde lanzaba piedras y ‘todo el tiempo' traía con él un palo de madera para pegarle a las piedras, y que desertó a la edad años, porque quería vivir el ‘sueño' de jugar en el mejor béisbol del mundo, sólo pudo ver realizado a medias.

Porque después de convertirse en apenas cinco años de acción en las Grandes Ligas en el mejor lanzador cubano de todos los tiempos, ser elegido dos veces al Partido de las Estrellas, llenar de alegría y camaradería todos los campos de las mayores, no pudo completar lo que podría haber sido una carrera de Salón de la Fama.

Su muerte conmovió a millones de fanáticos, quienes se solidarizaron con el lanzador y su familia, además de admirar su pasión por el juego de pelota.

Pero sobre todo ha causado dolor y una tristeza enorme entre los peloteros cubanos que hay en las Grandes Ligas como es el caso del jardinero de los Diamondbacks de Arizona, Yasmany Tomás, quien desertó de la isla en el 2014.

‘Es una irreparable pérdida para los cubanos porque era uno de nosotros y venía de nuestro país', comentó Tomás. ‘Era un pelotero muy querido en Miami, los Estados Unidos y Cuba'.

El jugador de cuadro de los Astros de Houston, Yulieski Gurriel, quien salió de Cuba en febrero, conocía a Fernández desde que éste era un pequeñito.

Fernández y el hermano menor de Gurriel, Lourdes, jugaron juntos en las ligas juveniles de la isla.

‘Esta no es solamente una pérdida para Cuba, sino para todo el mundo y se ha ido uno de los mejores lanzadores que el béisbol de Grandes Ligas haya visto', opinó Yulieski. Hasta la fecha han jugado cerca de 200 peloteros cubanos en la Gran Carpa, y casi 100 desde que Fidel Castro asumió el poder en 1959. Fernández era uno de los mejores.