La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Fútbol

Real Madrid, un manojo de complicaciones múltiples

La aparatosa derrota en el Santiago Bernabeu ante el Barcelona en el clásico español supone una debacle de proporciones gigantescas en el equipo de la capital

La Navidad tiene hoy un sabor bastante diferente para los aficionados del Real Madrid.

Una aparatosa derrota ante el Barcelona el sábado último en el Santiago Bernabeu sacó a flote todo aquello que se encontraba oculto, alrededor de los cinco títulos que consiguió en el último año, uno de los cuales refrendó como campeón mundial de clubes.

Sin embargo, los dirigidos por el técnico francés Zinedine Zidane fueron vapuleados por los catalanes en un segundo tiempo donde se olvidaron que estaban jugando en casa, dejándose presionar por los fanáticos y por ellos mismos, en su afán por quedar bien.

La derrota supone una clara muestra de que las cosas no están realmente bien en el Real Madrid, a pesar del balance que Florentino Pérez, presidente del club, hizo a mediados de la semana pasada, en vísperas del clásico y en un movimiento sicológico con el que intentaba demostrar la grandeza del plantel merengue, a pesar de estar lejos de su rival en el torneo doméstico.

Pérez aseguró que los madridistas viven ‘con una inmensa felicidad una de las mejores temporadas' del equipo blanco en sus 115 años de historia, con ‘un año espectacular con cinco títulos'.

En el discurso que pronunció durante el tradicional almuerzo anual en el que el club de la capital española invita a los medios de prensa, Pérez se jactó de los logros obtenidos por su equipo.

‘Nadie había conseguido ganar dos Champions League consecutivas. Esto ha dado lugar a un reconocimiento mundial para nuestro club, entrenador y jugadores. Basta con recordar los premios de la FIFA, UEFA e instituciones deportivas. Es un año de gran satisfacción para el Real Madrid', dijo en aquella ocasión.

Unos cuantos días después, las palabras del presidente del Madrid quedaron hechas polvo ante un Barcelona sobrio, que simplemente aprovechó todas las oportunidades que tuvo para destruir la ilusión de los blancos de recortar terreno en la lucha por el título de liga.

Tras un primer tiempo en el que el equipo de Zinedine Zidane dispuso de un remate de Cristiano Ronaldo que salvó Marc-André ter Stegen y de un cabezazo al palo de Karim Benzema, y el cuadro de Ernesto Valverde no pudo marcar en dos ocasiones claras de Paulinho, las cosas cambiaron radicalmente en la segunda mitad, donde los errores en el planteamiento de Zidane se hicieron más visibles, y el Barcelona aprovechó todas las opciones que se le presentaron.

En el día de la Navidad, el Barcelona tiene como regalo ganado en la cancha una ventaja de 14 puntos sobre el Real Madrid y de 9 por encima del Atlético de Madrid, segundo en la tabla.

Y para los blancos, aun sin que haya terminado la primera mitad de la campaña, la distancia de la cima es tal que parecen sentenciados a tratar de no perder su estatus de equipo de ‘Champions', pues el cuarto puesto no le viene bien, si bien LaLiga no está decidida aún, y menos en la Navidad del 2017.