Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Fútbol

Meret pone en entredicho la titularidad futura de Ospina

El partido por la Champions en agosto, ante el Barcelona con Messi y compañía, podría ser definitivo para Ospina. Según la prensa italiana el entrenador del Nápoles, Gennaro Gattuso, se ha inclinado por el portero Alex Meret de cara a la temporada 2020-2021, mermando la preferencia hacia el colombiano David Ospina

David Ospina y Alex Meret fueron esenciales para que el Nápoles conquistara la última Copa Italia (2019-2020), su sexta, para unas vitrinas del club que tenían una sequía de seis años sin sumar un nuevo trofeo. Ospina recorrió en la portería el trayecto largo hasta avanzar en las semifinales, quedándose fuera de la final por acumulación de tarjetas amarillas, y Meret consiguió en la final una sobresaliente actuación que lo ha vuelto a ubicar como una de las promesas llamadas a heredar en la selección azzurra el puesto del legendario Gianluigi Buffon.

David Ospina parecía intocable en la portería del Nápoles, pero la actuación sobresaliente de Alex Meret en la final de la Copa Italia, parece ser el punto de quiebre a favor del italiano.Shutterstock

La obtención de la Copa le ha dado bríos al conjunto napolitano para mirar con optimismo los 11 partidos que le restan de la presente temporada de la Serie A, más por haberla conseguido ante la siempre protagonista Juventus, en la definición por los penales (4-2) después de empatar 0-0 en el tiempo reglamentario. La victoria, el pasado martes 2-0, ante Hellas Verona, ha reflejado el empuje al mantener el paso ante el Atalanta y la Roma, cuarto y quinto respectivamente en la liga, en sus aspiraciones para meterse en puestos de Champions League para la próxima versión.

Pero las celebraciones en el Olímpico de Roma, en una noche en la que brillaron los porteros pues a la par de Meret, Buffon tuvo también una actuación formidable defendiendo el arco de la Juve (que solo la tanda de penales le restó algo de brillo), dejaron en el ambiente la pregunta de si el Nápoles volvería a la disyuntiva de cuando estaba Carlo Ancelotti: Ospina unas veces, Meret las otras.

¿No al dualismo?

El actual entrenador Gennaro Gattuso, quien ha orquestado este resurgimiento del Nápoles, al asumir la dirección del club se inclinó por romper el 'método Ancelotti' al designar a Ospina como el titular tanto en la Liga, como en la Copa Italia y la Champions League. En esta última competición, Nápoles tiene pendiente con el Barcelona, en agosto, el juego de la vuelta de los octavos de final tras el empate 1-1 en la ida.

Por relegar a Meret (la gran apuesta a futuro asumida por el presidente del club, Aurelio De Laurentiis), corrieron los rumores de su posible salida al terminar la presente temporada, en busca de una continuidad como titular en otro equipo italiano. Con la decisiva actuación de Meret frente a la artillería turinesa comandada por Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala, el joven cancerbero italiano salió de la sombra que se comenzaba a agrandar en el banco de suplentes.

Los medios de comunicación no han ahorrado elogios con Alex, al punto de que la Gazzeta dello Sport, el principal periódico deportivo italiano, asegura en una nota escrita por Mimmo Malfitano, que Gattuso quedó convencido con Meret, decidiéndose por él para la titularidad en la próxima temporada 2020-2021.

El As del último tramo

El portero colombiano que debutara en la Selección Colombia con 18 años en 2007, bajo la dirección de Jorge Luis Pinto, descolló en el club Atlético Nacional de su natal Medellín. Se adueñó del arco de la selección cafetera prácticamente desde 2010 siendo, salvo por contadas excepciones, el titular durante una década que lo ha visto ser protagonista con Colombia en dos mundiales: Brasil 2014 y Rusia 2018.

Fue transferido del Atlético Nacional al Niza de Francia, de allí pasó al inglés Arsenal, en donde parecía encaminado a ganarse la titularidad, pero el técnico francés Arsène Wenger apostó por Petr Cech, del cual fue su suplente; de allí emigraría al Nápoles en una transferencia por 4 millones de euros.

Con 31 años y 1.83 metro de estatura, Ospina tiene una trayectoria en la que tanto la experiencia (12 años en Europa y seis títulos) como su buen juego con los pies le concedieron ventajas que ha apreciado Gattuso; aunque algunas pifias que le impidieron afincarse en el fútbol inglés, han hecho dudar también de su seguridad en la competición italiana. Mantenerse en el primer plano en Europa es fundamental para que el técnico de la Selección Colombia, el portugués Carlos Queiroz, no tenga dudas de cara a la próxima Copa América y las eliminatorias suramericanas para Catar 2020.

Para revertir lo que parece una decisión adversa de Gattuso, a Ospina le quedan los 11 partidos restantes del campeonato italiano y la prueba de fuego en los octavos de final de la Champions ante Messi y compañía, si el entrenador italiano le extiende el crédito como parece, hasta ese tramo. Es un As bajo la manga que tiene Ospina.

Meret pone en entredicho la titularidad futura de OspinaShutterstock

No vacilar para llegar a la azzurra

Alex Meret cuenta con 23 años y 1.90 metro de estatura. Llegó al Nápoles precedido por su reconocido aporte al ascenso de la Serie A con Spal, donde fue figura. Precisamente contra el Spal, jugarán los napolitanos este domingo. Formado en el Udinese, llegó a Nápoles por 25 millones de euros, una enorme suma para un portero joven que tuvo un inicio desafortunado con los napolitanos debido a que se lesionó el hombro, complicándose su carrera.

La Copa Italia es su primer título, el cual le ha posibilitado que lo vuelvan a ubicar junto al joven Gianluigi Donnarumma del Milan y el experimentado Salvatore Sirigu del Torino, en la lista de sucesores de Buffon. Sabe que para convencer al entrenador de la Selección de Italia, Roberto Mancini, que apueste por él, tiene que ser el indiscutible número uno en el arco de Nápoles.

David Ospina y Alex Meret han dado muestras de cultivar una sana amistad, pero la competencia les va a imponer que uno condene al otro a la suplencia. Solo se juega con un portero por equipo y es la posición en la cual tanto la estrategia como la historia del fútbol recomiendan que regularmente allí no se hagan cambios. A no ser que se haya quebrado la confianza del técnico. Ha empezado un nuevo pulso en el arco del Nápoles, cuando parecía que Ospina tenía la partida definida.