Temas Especiales

17 de Jun de 2021

Fútbol

Para los reyes europeos del fútbol, no todo es color de rosa

Las competiciones europeas están en la conclusión de sus torneos, con la llamativa situación de que algunos de sus 'intocables' clubes están, inesperadamente, siendo desplazados de sus privilegiados lugares

El Inter de Milán se adjudicó el título de la liga italiana, rompiendo la racha de la Juventus de nueve torneos consecutivos.@Inter_es

Las principales ligas europeas recorren sus últimos peldaños para llegar al culmen de la presente temporada, algunas ya coronados sus campeones como en la italiana, en la que después de nueve temporadas con la Juventus como rey absoluto, el Inter ha roto la racha para darle al calcio un nuevo monarca del scudetto.

Aunque la conquista del título por el Inter está significando más que un relevo transitorio en la cima, que repetidamente alcanzaban los juventinos. Se están además abriendo unas grietas que desde ya condenan a su entrenador Andrea Pirlo a abandonar al club turinés para la próxima temporada, y los tienen por ahora fuera de los puestos de clasificación a las copas europeas, después de la derrota 3-0 ante el Milán.

Van quintos en la clasificación general de la llamada Serie A, fuera de los puestos para la próxima Liga de Campeones a la cual acceden los cuatro primeros (el Inter por ser campeón va de primero); a un punto del Nápoles, cuarto; y a tres del Milán que es tercero, mientras el Atalanta se encuentra en el segundo lugar.

Quedar fuera, aparte del golpe financiero que implica, les obligaría a replantear la permanencia de Cristiano Ronaldo. El jugador portugués tampoco ha escapado a las duras críticas de la prensa deportiva italiana, señalando su bajo nivel como una de las causas del escaso poderío ofensivo de La Vecchia Signora en los recientes partidos.

Todavía puede salvar el honor, pero debe comenzar desde hoy a demostrarlo en la fecha 36 de 38, con un triunfo ante el Sassuolo (1:45 p.m.). Igualmente el sábado próximo, que se presenta como el duelo más complicado, ante el campeón Inter (11:00 a.m.), y en el último partido del calendario, el 23 de mayo, ante el Bolonia. Una jornada que incluirá también el duelo Atalanta-Milán dos competidores directos por las plazas europeas.

El PSG tiembla

En la liga francesa (Ligue 1) el todopoderoso PSG, campeón de los últimos siete torneos, está también sintiendo escapársele el título ante el Lille. A falta de dos fechas y seis puntos en disputa, el Lille les aventaja con tres puntos de diferencia. Un nuevo empate del PSG, como el del domingo pasado ante Rennes (1-1), más un triunfo de Los Dogos, harían a estos, campeones.

Sería un doble y estruendoso fracaso para el club parisino, que después de ser apeados en la semifinal de la Champions League por el Manchester City, no les quedaría ni siquiera el atenuante del título local a pesar de su enorme inversión con un plantel de nombres rutilantes del fútbol mundial.

Si bien no hay consuelo por la despedida en la Champions League (su permanente ilusión y apuesta, a la que se acercó el pasado año disputando y cayendo derrotado en la final ante el Bayern Munich), la pérdida del título ante el Lille dejaría entrever que su proyecto futbolístico está lejos de cuajar a pesar de la flamante contratación del técnico argentino Mauricio Pochettino.

El domingo jugarán ante el Reims (2:00 p.m.) y, a la misma hora, el Lille lo hará frente al Saint-Étienne. El 23 de mayo, el PSG cierra el torneo frente a Stade Brestois y el Lille contra el Angers. El Mónaco es el tercer equipo en disputa por el título, en el tercer lugar con 74 puntos, pero no parece tan cercanas sus probabilidades pues requiere que tanto el Lille como el PSG pierdan sus dos partidos y, por supuesto, que el Mónaco gane sus dos partidos correspondientes (ante Rennes y Lens). Un empate al final de torneo en puntos entre el PSG y el Lille, encontraría con mejor gol average a los parisinos (+52), sobre Los Dogos (+40). En las cuentas del magnate catarí Nasser Al-Khelaifi, propietario del Paris Saint Germain, no estaba incluida la posibilidad de cerrar la temporada con la manos vacías.

El Lille es el actual puntero de la Ligue 1, el torneo francés. A dos fechas de concluir, hace temer al PSG el tener que quedarse sin el máximo trofeo local.@Lille

Los ingleses brindan con alegría

Si hay un torneo al que se le ha ensanchado la sonrisa es a la Premier League. Los ingleses viven después del reinicio del balompié profesional en Europa un momento especial, en el que han ido sorteando la ausencia de público en los estadios, incorporando poco a poco asistencias controladas de aficionados, como también con resultados que han agrandado la miradas desde el exterior hacia sus competiciones.

Son el centro de mayor atención en las competencias europeas, pues el campeón de la Champions League 2020-2021 será indiscutiblemente un club inglés tras la final que jugarán Manchester City-Chelsea, el 29 de mayo (2:00 p.m.), programada inicialmente para disputarse en Estambul, Turquía. Tras el rebrote pandémico en este país, se discute si trasladar la sede a Portugal o celebrarla en Inglaterra, como proponen las autoridades gubernamentales del Reino Unido que argumentan tener las condiciones para realizarla. Una situación y decisión a la que la UEFA está obligada, por los tiempos, a dar respuesta en los próximos días.

Al título de la Champions League le pueden sumar igualmente el de la Europa League, que otro de sus clubes emblemáticos, el Manchester United, tendrá oportunidad de obtener cuando juegue la final del certamen ante el club español Villarreal. Se disputará el miércoles 26 de mayo (21:00), en el estadio Gdansk, ubicado en la ciudad homónima de Gdansk, Polonia, a orillas del mar Báltico, con la presencia de aficionados en un 25% de la capacidad de su aforo que regularmente es de 40,000 espectadores. Serán 9,500 espectadores, una boletaría asignada por venta en línea después de definidos los contrincantes.

Desde su dinámica interna, la Premier League también ha mantenido un alto nivel competitivo a pesar del holgado liderato del Manchester City que ha conquistado el título ayer, después que su inmediato perseguidor el Manchester United perdiera 2-1 ante el Leicester. La Premier League posee un número significativo de las estrellas del fútbol y la lucha por el tercer y cuarto puesto de la liga mantiene a seis equipos en una reñida e interesante contienda.

Alemanes y españoles

En la Bundesliga no han ocurrido sobresaltos y el Bayern Munich ha vuelto a coronarse el pasado domingo campeón del torneo por novena ocasión consecutiva, a falta de jugarse las dos últimas fechas, y sin el nivel del año 2020 en el que dominó las competiciones en las que participó, incluyendo la Champions League, de la que es aún el campeón vigente.

Un cierre con corona local también para el entrenador Hansi Flick que se va para hacerse cargo después de la Eurocopa de la Selección de Alemania, dejando de legado un sextete de títulos y el puesto a Julian Nagelsmann, el joven entrenador que con el RB Leipzig diera batalla a los bávaros. Lo premian con la conducción del Bayern y han pagado por él al RB Leipzig, con quien tenía contrato hasta el 2023, 25 millones de euros, cifra que lo convierte en el técnico más caro de la historia del fútbol. En estos tiempos en que muchos clubes ricos dicen pasar penurias económicas, algunos se preguntan: “¿¡Cómo así!?”.

Para cerrar la mirada a la actualidad del fútbol profesional europeo, en España La Liga (como se le denomina oficialmente a la competición ibérica de primera división) mantiene un cierre apretado del torneo donde pareciera que el vencedor lo va a hacer por foto finish y por una nariz de diferencia.

Con el Atlético de Madrid, líder con dos puntos de diferencia sobre el Real Madrid y el Barcelona, a falta de tres jornadas para concluir el torneo, madridistas y catalanes pujan por mantener su supremacía en la liga ante un conjunto “colchonero” que se aferra con más ganas que buen fútbol, a lograr un título del que ha venido viendo perder la distancia que llevaba a sus competidores.

El Atlético de Madrid puja por alcanzar un título de liga que no obtiene desde la temporada 2013-2014.@Atleti

Para el Real Madrid y el Barcelona es clave el título, pues su obtención daría al que lo logre un enorme tanque de oxígeno para paliar la crisis por la que atraviesan. Los merengues, para ostentar un trofeo después de quedar nuevamente sin Champions League, su competencia preferida; los culés, para reafirmar su nuevo proyecto con Koeman como entrenador y Laporta de presidente, porque el título de la Copa del Rey no parece suficiente para cerrar sus cuentas del presente ciclo y con Messi en modo “no se sabe”, cuando termine su contrato.

Un cierre trepidante en el fútbol español (con dos clubes, Real Madrid y Barcelona, involucrados en el descalabrado proyecto de la Superliga que incluía a 12 de los clubes más poderosos del ámbito futbolístico), y que un nuevo título ayudaría a sitiar su nombre en positivo en los primeros planos de los medios de comunicación.

Para Panamá también hay expectativas directas en la liga española, aunque en su segunda división, ante la puja del Girona F.C., donde juega Edgar Yoel Bárcenas, por meterse en los playoffs para aspirar a ascender a primera división, lo cual cotizaría al jugador canalero.

Pero va de la mano también con la incertidumbre para Adalberto Carrasquilla del Cartagena, José Luis Rodríguez, del Lugo, y Fidel Escobar, del Alcorcón, todos sus clubes en zona descenso. Jugadores todos de selección nacional, que necesitan terminar la temporada con la moral en alto ante una posible convocatoria para la fecha eliminatoria de junio. Europa tan lejos... pero el fútbol siempre acerca e involucra.