27 de Sep de 2021

Fútbol

Luis Enrique califica como "delito grave" las amenazas a Morata

El duelo de octavos de final de la selección española ante Croacia llega marcado por la situación que sufre Morata

Luis Enrique
Luis Enrique, seleccionador españolEFE

Luis Enrique Martínez, seleccionador español, fue tajante con la situación que sufre Álvaro Morata, que denunció amenazas e insultos a su mujer y a sus hijos en un partido de la Eurocopa por parte de su propia afición, pidió la actuación de la policía ante lo que considera un "delito grave".

El duelo de octavos de final de la selección española ante Croacia llega marcado por la situación que sufre Morata. Más allá de las bromas y memes que soporta por sus fallos en la definición, el delantero denunció en la COPE amenazas de muerte y la situación que vivieron en La Cartuja, en el encuentro ante Eslovaquia, su mujer Alice y sus hijos, insultados con la camiseta de su padre.

"Tiene la situación un grado tal de seriedad que debe ser puesto en manos de la policía porque insultar y amenazar de muerte a quien sea, pero más a niños es un delito grave", manifestó Luis Enrique.

El seleccionador ha hecho defensas con rotundidad de su jugador en la Eurocopa, transmitiéndole siempre máxima confianza, pero en un caso que traspasa lo deportivo, no quiso profundizar y pidió una actuación rápida que corte esos comportamientos. "Se debe poner en manos de las autoridades y que se corrija de manera rotunda", pidió.

Koke Resurrección también reflexionó sobre la situación que sufre su compañero, al que ha dado todo su apoyo estos días, y pidió a aquellos que faltan el respeto que reflexionen sobre sus comportamientos.

"Nosotros estamos expuestos a todo tipo de críticas y las aceptamos, pero todo tipo de amenaza a un jugador, familiar o a los niños no lo aceptamos. Todos somos responsables de los actos y tenemos que ser conscientes de ellos. Hay que saber lo que hacemos y lo que decimos, hay que denunciar todo tipo de acoso", dijo.

"No me entra en la cabeza que personas hagan este tipo de comentarios por redes sociales que pueden hacer mucho daño al jugador, que estás expuesto y lo llevas, pero hacerlo con la familia y a niños es pasarse y denunciable", añadió.

Al enterarse de lo ocurrido, Koke reconoció que se fundió en un abrazo con Morata para animarlo. Con el paso de las horas ha intentado dar normalidad y mantener el mismo trato, con el objetivo de que su compañero llegue centrado al duelo ante Croacia.

"Hay que actuar siendo lo más normal posible con él que es como se le ayuda, intentar que esté centrado en la selección aunque tras un partido no sea fácil que te lleguen amenazas. Yo le di un abrazo muy fuert,e porque es un amigo que quiero mucho", reconoció.

"He jugado desde pequeñito con él y al enterarme le di un abrazo muy fuerte y mucho ánimo porque no es fácil estar en su piel. Seguro que necesitaba un abrazo fuerte de su mujer pero se lo di y desde entonces a base de bromas, riendo desviamos el tema y estamos centrados en lo que tenemos que estar", sentenció.