03 de Dic de 2021

Fútbol

México y El Salvador, se activan con amistosos

México y Ecuador se enfrentan hoy con la intención conjunta de encontrar o afianzar jugadores. El Salvador tiene varios amistosos programados. ¿Debe Panamá procurar sumarse?

México y El Salvador, se activan con amistosos
El 'Tata' Martino dirige hoy a una selección mexicana de caras nuevas y jóvenes.@FMF

A 17 días de continuar el octogonal eliminatorio de la Concacaf para Catar 2022, la Selección de México intenta esta noche ante la Selección de Ecuador en el Bank America Stadium, en Charlotte, Carolina del Norte, darle continuidad al trabajo de su seleccionador Gerardo 'Tata' Martino, en la búsqueda de nuevos jugadores que se adapten a su concepto y se ofrezcan como piezas alternativas para lo que resta de la eliminatoria.

Al no ser fecha FIFA y quedarse sin la prerrogativa de poder solicitar a los legionarios, lo hará con jugadores de la Liga MX y además con la restricción de no poder utilizar jugadores ni del América, ni del Monterrey, al estar estos involucrados en la final de la Concachampions.

Las pretensiones de México, que marcha primero e invicto en la tabla de posiciones y tendrá que visitar el 12 de noviembre por la tercera ventana eliminatoria a Estados Unidos, su rival más enconado en la región, no son distintas a las de su homóloga Selección de Ecuador.

Bajo la dirección del entrenador Gustavo Alfaro, los ecuatorianos quieren también ampliar sus posibilidades de jugadores utilizables más allá de los habituales convocados, poniendo en el terreno de juego a un equipo formado por 17 jugadores de sus clubes locales, de los 20 citados por Alfaro para este juego. Ecuador marcha en tercer lugar en la eliminatoria de la Conmebol, en zona de boleto directo, y recibirá el 11 de noviembre a Venezuela en Quito.

México y El Salvador, se activan con amistosos
El Salvador busca fortalecer su nivel con amistosos en noviembre y diciembre.@FESFUT

El Salvador agenda amistosos

Si México que va primero y pareciera encarrilarse sin complicaciones a ser uno de los tres fijos de la Concacaf en Catar, no quiere quitar el pie de los partidos amistosos que lo mantengan compitiendo y ojeando todavía jugadores, la Selección de El Salvador, ubicada en el séptimo lugar (penúltima) con 5 puntos y 24 puntos aún por disputar, se enfoca en reforzar sus pretensiones clasificatorias fogueándose también con selecciones sudamericanas para elevar su nivel y sus posibilidades.

La programación de amistosos para el entrenador Hugo Pérez incluye el encuentro ante Bolivia del próximo 5 de noviembre, en el estadio Audio Field en Washington D.C., siete días antes de enfrentar a Jamaica en el Cuscatlán, el 12 de noviembre. La Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), ha anunciado para el mes de diciembre, en donde no hay ventana eliminatoria, dos partidos amistosos a realizarse en territorio estadounidense: uno ante Venezuela y otro contra Chile, a fin de retomar el último tramo sin haberse frenado compitiendo.

Y Panamá, ¿qué?

La respuesta parecería sencilla haciendo hincapié en la necesidad de apurarse para programar sus propios amistosos, participando con una selección integrada en su mayoría por elementos locales de la LPF, en la tónica de los demás países; buscando igualmente darle actividad a aquellos jugadores que, aun formando parte de las convocatorias regulares, no han tenido minutos de juego en el octagonal, por ejemplo, los porteros suplentes.

Pero para concebir estos partidos amistosos hay diferencias en su consecución que se marcan con México y El Salvador, a las cuales se tendría que encontrar una salida no tan a la mano. La primera, y trascendental, es que tanto México como El Salvador sitúan sus partidos amistosos en Estados Unidos, en cuyo país cuentan con un caudal migratorio de compatriotas que garantizan un estadio adecuado y lleno, permitiendo sufragar los gastos que implica cada evento y dejando incluso ganancias.

El más notorio es el caso mexicano que se ve potenciado tanto con la amplitud de su mercado mediático, su protagonismo futbolístico en la Concacaf y la novena posición en el ranking FIFA, lo cual la hace atractiva para encontrar con menor dificultad rivales de primer orden.

Un partido amistoso de Panamá en Estados Unidos no vislumbra mucho 'gancho' para garantizar de antemano su éxito, y en el Rommel Fernández se va a requerir de una logística promocional para que la selección se sienta acompañada cercanamente a cuando funge de local durante las eliminatorias.

Sin embargo, más allá de estos desafíos, parece recomendable que la Fepafut haga un esfuerzo ingente para encontrar un partido amistoso, especialmente en enero, antes del 27, para pretender con ello que la selección –aunque sea con una versión menor en su alineación– tenga algo de “carretera” antes de abocarse en la ruta de la cuarta y penúltima ventana eliminatoria (de las cinco programadas). En esta, que empieza el 27 de enero visitando a Costa Rica, en San José, posiblemente se podrá saber a quiénes les alcanzó el oxígeno para llegar con alguna oportunidad a la última jornada y hay que buscar estar allí con todo el esfuerzo posible desplegado.