Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Hípica

“American Pharoah”, un equino inmortal

El campeón de las pistas norteamericanas fue sorprendido en su intento por ser el segundo Triple Coronado en ganar el Travers Stakes

La inesperada derrota sufrida por el Triple Coronado ‘American Pharoah' en la versión 146 del Travers Stakes ante rivales ya vencidos en cotejos anteriores, ha tejido una serie de controversias, a tal punto que existen diversas opiniones de versados en la materia y partes interesadas en el animal que tratan de explicar el fatal desenlace.

En dicha carrera, esa estrella de la hípica reunió a más de 50 mil fanáticos en el Hipódromo de Saratoga, quienes tenían la fe en verlo romper el hechizo en la prueba en la cual un solo Triple Coronado ha podido cruzar la meta por delante de sus rivales.

Siendo así, su principal desafío era enfrentar a lo que han denominado al Travers, ‘el cementerio de los triplecoronados', dejando en su registro una vez más en la edición número 146 de la carrera al tercero en no poder salir airoso.

El jinete venezolano Javier Castellano, quien había saboreado las mieles de la victoria en la prueba en cuatro ediciones pasadas, el efectivo entrenador Dale Romans y la estrella principal el ejemplar ‘Keen Ice', equino hijo del otrora campeón ‘Curlin', les arruinaron la fiesta al ‘Faraón' con un contundente triunfo.

Un violento ‘tren de carrera' sin cuartel en casi todo el itinerario entre ‘American Pharoah' y ‘Frosted', conducido en sustitución de Joel Rosario por el panameño José Lezcano, fue el detonante que aprovechó Castellano para doblegar al final a un cansado ejemplar.

El mismo fusta venezolano manifestó que al entrar a la recta final notó que ambos punteros corrían más lento, lo cual aprovechó con su cabalgadura que tenía mucha más fuerzas en la etapa complementaria del cotejo.

Esto lo confirmaron los guarismos, que registraron los últimos mil 200 metros en 23.18 y 23.60 los primeros 800, en contraste con los 400 restantes en 26.49.

Víctor Espinosa, jinete usual del Triple Coronado, alegó alguna disconformidad con la actuación del fusta panameño Lezcano, en tanto que su entrenador Baffert desestimó toda duda, al manifestar que el canalero venía con ansias de ganar.

Otros conocedores han dicho que ojalá no gane mas nunca, es el caballo que acabó con la sequía de la Triple Corona, creyendo que este gran ejemplar fue sobre exigido, teniendo tremendas carreras desgastantes, exponiéndolo demasiado a una lesión o algo mas grave.

Su futuro pronto se decidirá, si será retirado de la pista o si volverá a ser la a tracción en la Breeders' Cup', rezando el sabio refrán que dice, los grandes aún al caer sonríen'.

==========

‘Al entrar a la recta final noté que los punteros corrían más lento. Esto sin duda lo aproveché con mi ejemplar'

JAVIER CASTELLANO,

JINETE VENEZOLANO QUE MONTÓ A KEEN ICE