07 de Oct de 2022

Hípica

El Dr. Monty Motta recibe homenaje en la jornada hípica sabatina del Hiporremón

Al inversionista hípico, de gran trayectoria en el hipismo panameño y fuera de fronteras, se le dedica el Clásico Appucapa

El Dr. Monty Motta recibe homenaje en la jornada hípica sabatina del Hiporremón
Monty Motta recibe a su pupilo ‘Max Austin’, luego de lograr un triunfo en la pista del óvalo juandieño. (Cedida).Cedida

Para la séptima carrera de este sábado se correrá la versión 32 del Clásico Asociación de Propietarios de Pura Sangre de Carreras de Panamá, cuya prueba será dedicada al Dr. Monty Motta, como reconocimiento a su exitosa y larga permanencia en el desarrollo y desenvolvimiento de esta actividad, en las facetas de propietario, importador, re- exportador de caballos, criador y dirigente gremial.

La prueba, reservada para toda yegua nativa de tres años y más edad, se celebrará en la séptima carrera, sobre tendido de 1,200 metros, con un premio de $22,400, con una matrícula de cinco ejemplares, cuyo timbre que abre las portezuelas sonará a las 5:30 p.m.

Motta, un consagrado a la hípica

Describir su participación durante su permanencia en la hípica nos llevaría a la utilización de varios tomos, razón por la cual pasaremos a describir los de mayores connotaciones.

La historia de la familia Motta en la hípica panameña se remonta a mucho antes de la década de 1960. El Stud Book y estadísticas de ese año constatan el triunfo del ejemplar ‘El Pacífico' en el Clásico Presidente de la República, propiedad de Roberto Motta, luego se reseñan los colores de los hermanos Motta y también de Felipe Motta, llegando ese legado hasta el hoy exitoso inversionista Dr. Monty Motta.

Nos cuenta que ya para el año 1926 su bisabuelo Montefiori Toledano, participaba en el desaparecido Hipódromo de Juan Franco, alternando en las facetas de propietario y preparador, mientras que su abuelo George Motta, hermano de Felipe y Roberto, tuvo caballos también en esta misma plaza hípica, de los cuales recuerda a ‘Urraca’, Scrath’ y ‘El Toro’.

Posteriormente, a petición de su padre, su tío Felipe lo llevaba al HPR a las tandas dominicales, fomentando su interés por las carreras de caballos.

Cuando aún no había incursionado como propietario, se le encargó la administración de dos ejemplares de la finca de la familia en Remedios, Chiriquí, la yegua ‘Rosalía' y el caballo ‘Joven Galeno', los cuales estuvieron bajo la preparación de Roberto Arango.

Luego se retira para dedicarse a sus estudios en su especialidad médica y no fue hasta 2003 cuando se inicia como propietario con sus homólogos Francisco Sánchez, (q.e.p.d.), y Roberto Bowen.

Junto a ellos asiste en 2004 a la subasta de Fasig Tipton, allí adquieren un hijo de ‘Devils His Due' de nombre ‘Suspicious Halo', que corría para el Stud Los Intocables.

Desde entonces no ha dejado de decir presente en las famosas subastas que se llevan a cabo cada mes de octubre en Lexington, Kentucky.

Para hacerse con los mejores, cuando los caballos van llegando al padock interno y al ring, Motta revisa y observa el pedigree, para decidir cuales comprar, no sin antes contar con el visto bueno final del preparador David Yau, quien ve la conformación del animal.

En estas adquisiciones se siente complacido, porque ha obtenido caballos muy buenos, como ‘Golden Strategy', ganador de siete clásicos en Panamá, posteriormente vendido en $150 mil en EE.UU.; la yegua ‘Broken Wedding', ganadora del Clásico Día de la Madre y ‘Polish Warrior', con su compadre Joaquín De La Guardia, también con varios triunfos en cotejos estelares.

Otro socio, con quien mantuvo armonía fue el norteamericano Herman Van Den Broeck, con quien compartió una cuadra de caballos en Panamá, como también en Estados Unidos.

La dupla de inversionistas tuvo muchos ejemplares que corrían en el Hipo Remón para el Stud H & M (Herman y Monty).

Triunfos fuera de fronteras

Aunque en Panamá Motta y Herman alcanzaron numerosos triunfos, sus mayores logros los adquieren en Estados Unidos, con caballos como ‘Small Token', ‘Frontier Ranger', ‘Carson Dash' ‘Offlee Fast' y ‘Angélica Zapata', sin duda esta última, la mejor pieza.

De ‘Angélica Zapata' era el dueño del 50%, la que llevaron a correr a Keeneland, Curchill Downs, TurWay Park, Gulfstream Park, Calder, Arlington Park y Sam Houston.

Su primer ganador fue en Churchill Down, llegando a triunfar en nueve stakes, la mayoría en Calder y Gulfstream, además de dos stakes Gr. 3, en la tercera casilla.

Actualmente se mantiene como propietario único, los cuales corren para los tradicionales colores verde caña, franjas cruzadas rojas adelante y atrás, del Stud La Alianza.

También ha incursionado en la faceta de criador, con varios caballos y yeguas reproductoras, entre ellos ‘Quien Será', de buena descendencia sanguínea, ‘Libertador’, ‘Lazzaro’ y ‘Constancia’.

Presidente de Appucapa

Con una militancia de 19 años en el importante gremio hípico, en el torneo electoral realizado el 15 de diciembre de 2019 fue designado como presidente, siendo esta la primera vez que pertenecía a su junta directiva.

Como estuvo en un periodo de emergencia, no hubo elecciones al concluir su vigencia como director del gremio, y por unanimidad de la Junta Directiva se decidió que siguiera al frente por un año adicional.

Una vez siendo su regente llega a Panamá la Pandemia de la Covid 19, y le toca la difícil tarea de llevar a cabo adelante las carreras de caballos, dentro de un periodo de seis u ocho meses que se cerró por completo la actividad.

Durante ese lapso, para ayudar a los gremios, con la anuencia del Presidente de la República se otorgaron bolsas de comidas a los mozos de corral, en tanto que paralelo a ello fue mediador en el préstamo de $400 mil, de parte de Hípica de Panamá, S.A., para aliviar la carga a los propietarios de caballos, mientras estuvo el hipódromo cerrado.

En estos dos años Motta jugó un papel importante en las negociaciones con el Gobierno y la Empresa operadora, logrando obtener el aporte estatal que por ley es entregado a los premios de los ejemplares, el cual sumó $8 milllones, correspondientes a $4 millones por temporada.

En esta acción estuvo trabajando de la mano con el presidente de la Unión de Preparadores, Américo Martínez, (q.d.e.p.), Bernabé Pérez, de la Sociedad de Dueños de Caballos, Vicente Prescott, en un principio por Aproturf, luego se unió Pedro Azcarraga.

Por parte del Gobierno se puede destacar la dedicación y esmero de Manuel Sánchez, secretario ejecutivo de la Junta de Control de Juegos, Benito Fisher, Comisión Nacional de Carreras y el Dr. Luis Ramos, por el Centro de Salud de Juan Díaz, éste último fallecido en plena función.

”Quiero agradecer a ‘mi hermano’ el magister Bartolomé Mafla Herrera, presidente del gremio, y a toda la Junta Directiva por esta deferencia que han tenido conmigo, dedicándome este clásico, me siento muy halagado, muy complacido y muy comprometido con la hípica y mientras estemos aquí seguiremos luchando para que mejore, y que la carreras de caballos continúen”, concluyó Motta.