Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Más Deportes

Georgina Osorio y E. Coparropa, buenos ejemplos

Compitieron en Juegos Olímpicos. Combinaron los estudios y hoy son buenas profesionales

Mis pesquisas reflejaron que el apoyo económico a los atletas que, repito, es positivo, no está basado en ningún criterio técnico, por lo que no son becas deportivas, sino estímulos o incentivos a los atletas que ganan en Juegos Regionales no importa el nivel, a criterio de quien tiene la potestad de esa decisión. Repito, hecho de esta manera, podría enviar un mensaje equivocado a muchos atletas, y crear una dependencia permanente de que ese dinero que recibe es a largo plazo, y sentirse realizados, aunque no lo son, calificados de ‘excelencia’ o ‘de alto rendimiento’.

El concepto moderno del deporte fue reiterado en el XIII Congreso Olímpico, máximo foro mundial del deporte, recreación y educación física, en la Recomendación N° 7 sobre los atletas, que dice: ‘Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben endosar la importancia de la combinación por los atletas, de la educación y el deporte. Se debe dar prioridad en el desarrollo de programas dirigidos a que los atletas desarrollen una destreza vitalicia’. El expresidente del COI, Dr. Jacques Rogge, que fue un atleta olímpico, y creador de los Juegos Olímpicos Juveniles (JOJ), al dirigirse a los atletas que participaron en los I Juegos en Singapur en el 2010, les dijo: ‘Deben estar plenamente enterados de que el deporte no es una ocupación vitalicia. Hasta los grandes atletas típicamente terminan sus carreras deportivas cuando entran el la fase de los 30 años’.

Pregunto: ¿ Cuántos de los 10 atletas con etiqueta de ‘Excelencia Deportiva’, y de los 31 clasificados de ‘Alto Rendimiento’ según Pandeportes, sin ningún criterio técnico, están estudiando? No lo sé. Lo que quiero resaltar en el Coctel de hoy es el caso de dos atletas, y no dudo que hay más, pero estos son mis ejemplos que, opino, son dignos de imitar por otros. Comienzo por la arquitecta Georgina Osorio, que fue la primera nadadora panameña de participar en Juegos Olímpicos, los XXI celebrados en Montreal, Canadá 1976.

Tuvo el honor de estar hospedada en la misma Villa Olímpica con dos presidentes del COI, el 8° Jacques Rogge y el actual y 9°, Thomas Bach, que fueron atletas de sus respectivos países, Bélgica y Alemania. Georgina supo combinar el deporte con sus estudios, y hoy es una excelente profesional de la arquitectura. Esto no es todo lo de esta atleta, pues, su pasión por el deporte y el olimpismo la llevó a formar la Asociación de Atletas Olímpicos de Panamá. Gracias al egoísmo de Miguel Sanchíz Jr., nunca quiso aceptar la participación de dicha Asociación en el COP. Aún recuerdo, porque estuve presente, y también el entonces presidente del COP Melitón Sánchez, que el 30 de abril de 2004 hubo la ‘Siembra de un árbol de Olivo’ en el Instituto Italiano Enrico Fermi, para conmemorar el regreso de las Olimpiadas a su hogar, Atenas. Participaron varios Atletas Olímpicos.

Otro buen ejemplo es Eileen Coparropa, y lo puedo certificar porque seguí muy de cerca su carrera que sí llegó no en papel, pero con logros y en la piscina, a adquirir el nivel de ‘excelencia deportiva’. Ganó medalla de plata en los XIII JP de Winnipeg 1999. En los JO de Sydney 2000 llegó a semifinales, nadando contra atletas de estatura mundial de Therese Alshammer (Sue), Joyce Kara Lynn (Usa), Marleen Veldhuis (Hol), etc. En los V Juegos Odesur, Valencia, Venezuela 1994, con 13 años, ganó medalla de oro en 50 y 100 metros libres. En esos tiempos no había esa ‘bonanza económica’, en donde atletas reciben apoyo hasta de 4 cifras, y sin tener que rendir cuentas.

En una charla aquí en Panamá, entre otras cosas dijo: ‘La natación fue un medio para alcanzar la meta, y era la de estudiar, prepararse, conseguir la oportunidad para forjarse un porvenir, una carrera’. En la actualidad tiene su título universitario, una maestría, y vive en los Estados Unidos con su esposo y dos hijos. Ojalá los atletas jóvenes se inspiren en Georgina Osorio y Eileen Coparropa, y que el deporte les sirva como un catalizador importante para fijar las metas de él o de ella, y salir a encontrar el lugar propio de él o ella en la sociedad, y lograr algo. Tomen nota de esto. Así es.

COCTEL DEPORTIVO