La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Más Deportes

Running es el mejor escape para una vida llena de monotonía

Se van incorporando a la vida diaria, y el correr, además de ser un acto de salud, corta de raíz cualquier sendentarismo

La novedad y el afán por descubrir sensaciones diferentes son de las principales motivaciones que mueven cada vez a un mayor número de personas a integrarse en el hábito de correr, no solo visto desde el punto de vista de una modalidad deportiva, sino como sinónimo de una forma de vida más saludable.

Y es que para los runners, el simple hecho de calzarse unas zapatillas y salir a la calle a correr, produce una satisfacción difícilmente comparable con la realización de otras actividades.

Pero siempre existe la posibilidad de que después de pasado un tiempo, por ejercitarse en los mismos lugares, repetir las mismas rutinas o falta de objetivos a largo plazo, la persona pierda ese interés inicial y la motivación necesaria para mantenerse enfocada.

No dejes que el running pase de ser un divertido pasatiempo a una aburrida rutina.

Recuerda que nadie nos obliga a correr, y siempre debemos disfrutar de nuestras sesiones, inclusive de aquellas más exigentes en las que podamos llegar a sentir cierta incomodidad en nuestra musculatura o respiración.

EN DISTINTOS LUGARES

Como es obvio, la mayoría de las personas, especialmente los días laborables, disponen de menor tiempo para realizar sus prácticas de ejercicio, por lo que acuden a los parques y avenidas que les quedan más a la mano respecto de sus hogares y sitios de trabajo.

Contra la falta de tiempo y rigidez de horarios no podemos luchar, pero también es verdad que en ocasiones por comodidad, no probamos nuevas rutas y lugares.

Aunque realicemos nuestros trotes y carreras de modo habitual en un determinado lugar, es muy recomendable variar, y de ser posible, ir alternando entre tres o cuatro locaciones diferentes.

En la ciudad capital hay cada vez más sitios que se prestan para la práctica deportiva, como el parque Omar, la Cinta Costera en sus tres fases, el Parque Andrés Bello en la Vía Argentina, el área de Amador, el malecón de Costa del Este, Balboa y los alrededores del Cerro Ancón, Ciudad del Saber y resto de Clayton, o la zona de Albrook.

Sin necesidad de alejarse demasiado de la ciudad, para los fines de semana hay disponibles también áreas de bosque y abundante vegetación, como el Parque Metropolitano, Summit, Gamboa, Pipeline, Plantation Road o Cerro Azul.

LA SOCIALIZACIÓN

Muchas personas prefieren por lo general correr en solitario, ya que les resulta más atractivo, al aprovechar ese tiempo para escuchar su música preferida o poner sus pensamientos en orden.

Si bien correr solo es una opción que todos los runners practicamos en ocasiones, con la finalidad de hacer nuestros entrenamientos más amenos resulta recomendable hacerlo otras veces acompañado, aunque sea solamente por otra persona.

Correr en grupo permite poder ir conversando y contando anécdotas, es una experiencia muy amena y agradable, y favorece que los kilómetros aunque midan lo mismo, se nos pasen más rápido.

El tener compañeros con los que medirnos y acostumbrarnos a ritmos y distancias que no son los nuestros, nos hará ir mejorando, al exigirnos cada vez un poco más.

La motivación para levantarse temprano o llegar a un entrenamiento también será mayor, al tener un compromiso previo y saber que nos encontraremos a compañeros en idéntica situación.

Si los entrenamientos en grupo son excelentes, no lo es menos la convivencia que suele haber de forma posterior a los mismos, mientras se realizan los estiramientos, e inclusive al compartir un desayuno o comida con los compañeros.

MODIFICA RUTINAS

El cuerpo humano es una máquina asombrosa, y tiene una enorme capacidad de asimilación, adaptación y mejora. Pero esa capacidad puede quedar anulada si nuestras sesiones siempre repiten una misma rutina en cuanto a la velocidad a la que corremos y el tiempo empleado.

El famoso premio Nobel de física Albert Einstein hizo famosa su frase de ‘no esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo'. Todo corredor principiante debe primero crear una buena base de fondo, con corridas a ritmo lento, durante las cuales sea capaz de mantener una conversación con otro compañero.

Este trabajo inicial le servirá para conseguir un acondicionamiento cardiovascular y de sus articulaciones y músculos, como paso previo para realizar posteriormente sesiones más específicas.

Una vez tenga ya una preparación inicial suficiente, deberá incorporar rutinas en las que la distancia y los ritmos varíen en intensidad y duración, para ir acostumbrando al cuerpo a esfuerzos más intensos y/o prolongados.

Si los entrenamientos no varían sustancialmente en cuanto a la modalidad, tiempo y ritmo de los mismos, lo usual es que no consigamos progreso en nuestro desempeño y no presentemos mejoras apreciables, adicional a que podemos caer en la monotonía y el aburrimiento.

PENSANDO A FUTURO

No hay nada mejor y que mantenga al corredor enfocado en su preparación que tener un objetivo a largo plazo, ya sea el poder llegar a completar una determinada distancia, por ejemplo un maratón de 42 kilómetros, o acudir a algún evento específico, como pudiera ser una prueba de renombre a nivel mundial tipo maratón de Nueva York.

Los objetivos no deben circunscribirse estrictamente en obtener mejores marcas personales, ya que circunstancias como la edad u otras limitantes no perdonan, y eso pudiera acabar creando una enorme frustración y desánimo en la persona.

Hay que mantener una actitud positiva y pensar que el mero hecho de poder salir a correr en una bonita mañana ya es una bendición, y se es un privilegiado frente a otras personas que no tienen esa opción.