Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Más Deportes

José Reyes busca un sitio en donde trabajar

El novato de 23 años despunta como el mejor de esta generación en la Liga Nacional hasta el momento

José Reyes busca un sitio en donde trabajar
El dominicano podría llegar en breve a otro equipo.

La situación del dominicano José Reyes no es muy agradable, sobre todo, si se trata de que tu contrato todavía tiene más de 20 millones de dólares en juego, que podrían irse al dique sin remedio.

Reyes sabe que sus bonos en las Grandes Ligas no son los mismos de hace un par de años; sabe además que los problemas personales afrontados el año pasado le han hecho mucho daño.

Los equipos se muestras reacios a adquirir peloteros con una hoja de vida que incluye problemas domésticos y otras situaciones extradeportivas.

Los Rockies de Colorado le hicieron un favor a los Azulejos de Toronto el año pasado, llevándose a Reyes y enviando a Canadá a Troy Tulowitzki, sabiendo que en sus fincas de ligas menores había un muchacho de nombre Trevor Story.

El novato de 23 años despunta como el mejor de esta generación en la Liga Nacional hasta el momento.

Combina el poder de sus 18 jonrones y 47 remolques con una defensa sumamente aceptable para un jugador de primer año.

Colorado se sacó la lotería con Story, y no dudó en poner a Reyes por asignación, el paso previo a su salida total del equipo.

¿VALE LA PENA?

Algunos expertos sostienen que José Reyes todavía tiene bastante oxígeno en el tanque, aunque otros aseguran que el gas se le ha terminado.

Cambiar del campo corto a la segunda o la tercera base es una alternativa para el dominicano que acaba de cumplir 33 años.

El caribeño está muy lejos de los 19 jonrones y 81 remolques que logró hace diez años con los Mets de Nueva York; desde el 2008 no empuja más de 60 carreras ni supera los 12 cuadrangulares, mostrando una considerable merma en su ofensiva.

Tan pronto como mañana sábado, Reyes se declarará agente libre, sin esperar que haya una fila de equipos interesados en sus servicios, tal como ocurrió hace poco con Tim Lincecum.

En todo caso, Reyes sería una firma económica para un equipo interesado, ya que Colorado tendrá que pagarle lo que le adeuda para desprenderse de él.

Regresar a Nueva York podría ser una opción, con David Wright aquejado y adolorido, siempre y cuando, el acuerdo no implique un salario más allá del mínimo de las Grandes Ligas.

José Reyes no tiene un panorama muy claro, pero sí, ansias de volver a jugar.