Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Economía

Lluvias golpean a hoteleros

PANAMÁ. Piluchy Bordas está muy preocupada porque en una semana dejó de ganar cerca de 100 mil dólares. ¿Por qué? Sencillo, la falta d...

PANAMÁ. Piluchy Bordas está muy preocupada porque en una semana dejó de ganar cerca de 100 mil dólares. ¿Por qué? Sencillo, la falta de alimentos y combustible en la Isla Colón en Bocas del Toro, debido a los daños ocasionados por las inundaciones en esta provincia y en Chiriquí.

Aunque Isla Colón no sufrió ningún tipo de inundaciones, sus efectos colaterales han “hecho que los turistas salgan huyendo de la zona”, confiesa Piluchy.

Pero en Boquete el panorama es peor. El hotel Ladera colapsó ante la fuerza de la naturaleza.

Sus propietarios suman pérdidas por el orden de los dos millones de dólares. “Lo más triste es que tenía menos de un año operando”, apuntaron.

La lista de los hoteles que se han visto perjudicados en estas zonas es larga, para no decir todos. Playa Tortuga por ejemplo, había enlistado toda su artillería de promociones para este fin de semana largo, pero la naturaleza demostró quién manda. Este hotel al igual que los ubicados en el resto de Bocas tienen muy pocos clientes.

En medio de este panorama, Carlos Alfaro, propietario del hotel Los Quetzales ubicado en Cerro Punta, dice que sus pérdidas sobrepasan los 35 mil dólares tanto en daños a sus estructuras como los montos aproximados de aquellas reservaciones que tuvieron que ser canceladas por las inundaciones.

Los hoteleros consultados por La Estrella coinciden en que lo único que les queda es esperar cuál será la luz en medio de esta tormenta.

Esperan que el Gobierno canalice pronto los ríos desbordados para evitar futuras inundaciones, que en esta ocasión dejaron pérdidas por arriba de los 10 millones de dólares y más de media docena de muertos.

También ansían que los caminos de acceso sean reparados en las próximas semanas, para que los visitantes tengan por dónde transportarse a los diferentes hoteles.

Según voceros de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), solamente existen 116 huéspedes en todos los hoteles de la provincia de Bocas del Toro, incluyendo las islas aledañas, pese a que estos tienen una capacidad para mil visitantes, aproximadamente.

Las principales causas siguen siendo las cancelaciones y la falta de agua y alimentos en la zona.

Aquellos hoteles que aún cuentan con alimentos solamente tienen reserva por cinco días, según la ATP.

Se intentó conocer las cifras en Chiriquí, pero los esfuerzos fueron infructuosos.