Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Se acerca la hora fatal

PANAMÁ. Entre las fiestas electorales y el poder viajar hacia Colón, sin el acostumbrado tranque de varias horas, o pasear por una cint...

PANAMÁ. Entre las fiestas electorales y el poder viajar hacia Colón, sin el acostumbrado tranque de varias horas, o pasear por una cinta costera rodeadas de árboles de guayacanes, opaca otra realidad.

Se trata que más de 4,000 trabajadores directos, especialmente de la construcción, quedarán cesantes cuando finalicen estos dos megaproyectos.

Resulta que las fechas para la finalización de las dos obras están cercas. La construcción de la autopista Madden -Colón, que promete un recorrido 35 minutos para los conductores, debe concluir en marzo de 2009. Mientras que la Cinta Costera, de 35 hectáreas de dimensión, tiene proyectado finalizar en junio de este mismo año.

La Constructora Norberto Odebrecht, la cual ganó ambas licitaciones, confirmó que en la actualidad la Cinta Costera emplea 2,024 trabajadores y en la autopista Madden - Colón, otras 2,500 personas.

HECHO INNEGABLE

Que miles de panameños quedarán sin empleos tomando solo en cuenta la conclusión de estas dos infraestructuras, es un hecho innegable hasta por las mismas autoridades.

El ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Edwin Salamín Jaén, admite que hay un ciclo de empleos que termina, pero aspira que otros proyectos puedan asumir parte de esta mano de obra.

“Los megaproyectos que el actual gobierno ha impulsado ha generado empleos, pero también tiene un plazo fatal para su terminación”, dijo el funcionario.

¿QUÉ PASARÁ AHORA?

El 2009 no será un año fácil para la economía ni para los que tengan que tomar las decisiones administrativas del país.

Salamín aclaró que el actual gobierno ha dejado las infraestructuras, pero “lo que se vaya a dar después, será responsabilidad de las nuevas autoridades a partir de julio del 2009”.

NUEVOS PROYECTOS

Tanto el analista José Blandón -padre- como el economista Adolfo Quintero concuerdan que es necesaria una política económica acompañado de inversiones en infraestructura. Asimismo incluir al sector privado para que puedan generar fuentes de trabajo.

Quintero señaló que el próximo gobierno tiene que mantener el nivel de trabajo y mejorar la calidad.

Incentivos para viviendas de bajo recurso es un ejemplo para que esta mano de obra sea absorbida en otros proyectos.

Por su parte, Blandón advirtió que el próximo gobierno va a necesitar un programa urgente cuando se instale, pues la crisis financiera mundial ya está afectando la economía del país, si tomamos en cuenta que los 4,000 trabajadores que quedarán cesantes, se unirán a los otros miles de desempleados.

Sin embargo, el experto apuesta al proyecto de Saneamiento de la Bahía de Panamá, que garantizará al menos 5 mil plazas de trabajo, y la construcción de obras públicas y viviendas de bajo costo para reactivar la economía local.