Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Economía

Los ejecutivos vuelven a clases

MADRID. La debacle del sector financiero internacional ha dejado a muchos de ellos sin trabajo. Son directivos y profesionales que, ob...

MADRID. La debacle del sector financiero internacional ha dejado a muchos de ellos sin trabajo. Son directivos y profesionales que, obligados a abandonar sus puestos de responsabilidad, se encuentran en la encrucijada del desempleo. Desanimados ante la falta de oportunidades, los ejecutivos se plantean volver a las aulas para aprovechar el impasse. Apostar por la formación ahora puede dotarles de cierta ventaja competitiva cuando la economía recupere el pulso.

Las escuelas de negocios resultan beneficiadas por esta tendencia. El interés de los candidatos se ha disparado y, aunque aún no existen datos exactos -la mayoría de los plazos de inscripción permanecen abiertos-, “se estima que las matrículas aumenten un 3.5% con respecto a los datos de 2008”, apunta Alberto González, socio director de la consultora Círculo Formación.

“En nuestro caso, las solicitudes se han desbordado. De hecho, por primera vez lanzamos en abril una segunda convocatoria en un mismo curso del Máster en Bolsa y Mercados Financieros, para responder a las peticiones”, detalla Álvaro Martínez-Echevarría, director del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), quien añade: “Casi todas las escuelas análogas viven una situación similar”. Martínez-Echevarría observa que “este es un sector contracíclico”.

Cuando la economía funciona a toda máquina, apearse de la carrera y optar por el retiro para centrarse en el estudio implica riesgos.

“Los másteres estándar -programas fuera del ámbito de la empresa- tienen un coste de oportunidad elevado”, ratifica Alfons Sauquet, decano de Esade. Según su análisis, “exigen uno o dos años intensivos que no solamente implican el desembolso por el curso, sino lo que dejas de ingresar”.

La actual travesía del desierto en lo laboral permite, pues, iniciar una etapa formativa sin renuncias. Lo mismo ocurre en los jóvenes titulados y los recién licenciados. La cautela acompaña, no obstante, las declaraciones de algunos agentes del sector.

Entre ellos, Joaquín Garralda, vicedecano de IE Business School, que habla de un crecimiento “con matices”: “Lo único cierto es que se pide más información; se pregunta más”. Esta agitación llega hasta internet, Joaquim Falgueras, consejero delegado del portal de formación Emagister, asegura que “en el primer trimestre de 2009 registramos un aumento del 12.6% en las solicitudes de información sobre másteres y posgrados”. Tres perfiles definen el demandante: “Aquellos que se han quedado sin trabajo; personas que están en activo pero ven que pueden quedarse sin empleo, y los que son conscientes de que en épocas de recesión la formación es clave y estratégica”. e Madrid, de octubre a julio, y que se desarrolla durante 600 horas lectivas más el proyecto fin de máster.