Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Economía

Contrato de DGI sigue generando inquietudes

PANAMÁ. La indemnización que pagará el Estado, de rescindir el contrato con la empresa Cobranzas del Istmo S.A., sigue generando inquiet...

PANAMÁ. La indemnización que pagará el Estado, de rescindir el contrato con la empresa Cobranzas del Istmo S.A., sigue generando inquietudes en el sector privado panameño.

Lo anterior se basa en la contratación directa que realizó el pasado 25 de agosto la Dirección General de Ingresos (DGI) con la empresa en mención para el saneamiento de su cartera morosa.

El contrato, publicado en la Gaceta Oficial 26620, tampoco revela el monto que pagaría el Estado a la empresa por sus servicios.

El economista Rolando Gordón cuestiona la medida de indemnización, pues asegura que este tipo de contratos debe ser específico, además de que la única manera de que la empresa contratada sea indemnizada por el Estado es que esta logre cobrar la cartera morosa antes del tiempo estipulado.

Gordón sostuvo que una vez más queda demostrado que los funcionarios no saben cobrar, ya que se debió contratar una empresa para que haga esa función.

Y no solo la DGI está en esta situación. En igual condición está el Banco Hipotecario Nacional, entre otras instituciones con carteras morosas de sumas exorbitantes. ‘El director de este tipo de departamentos debería dejar el cargo si no puede cobrar’, señaló el economista.

En tanto, Juan Francisco Kiener, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá, no está en desacuerdo con las contrataciones directas; no obstante, considera que deben estar justificadas.

En este caso en particular —dijo— la lista de morosos que manejará la empresa cobradora debe estar depurada, pues quizás hay deudores que han saldado sus cuentas y su información no ha sido actualizada.

Luis Cucalón, director General de Ingresos, señaló que la empresa Cobranzas del Istmo presentó su solicitud para ser contratada el 7 de abril de 2010 y cumplió con todos los requisitos exigidos por la ley para ser calificada como gestor de cobro autorizado.

El contrato otorgado a esta empresa no es de exclusividad. La ley establece claramente que aquellas empresas que aspiren a ser contratadas por la DGI deben cumplir con los requisitos, explicó Cucalón en una nota envida a La Estrella.

‘Lo ideal sería que entre cuatro y cinco empresas se dedicaran el cobro de la cartera morosa de la DGI’, puntualizó Cucalón.

El funcionario también sostuvo que el contrato no tiene monto porque si no cobra, no se le paga (a la empresa), y se les quitará las cuentas que no tengan movimiento en seis meses.

Cucalón informó que la DGI mantiene una cartera de 100 mil morosos.

A diciembre de 2009 la cartera morosa, sin incluir intereses ni multas, superaba los 350 millones de dólares.