19 de Oct de 2021

Economía

La carrera por la jefatura

WASHINGTON. Tras conocerse la renuncia de Dominque Strauss Kahn como director del Fondo Monetario Internacional (FMI), una feroz compete...

WASHINGTON. Tras conocerse la renuncia de Dominque Strauss Kahn como director del Fondo Monetario Internacional (FMI), una feroz competencia por sucederlo se abrió inmediato.

Los dos primeros nombres que se asomaron en la contienda fueron los de Christine Lagarde, actual ministra de Finanzas de Francia y Axel Weber, ex director del Banco Central de Alemania.

Las voces en Europa reclaman que un nuevo conductor de la entidad financiera surja de ese continente.

La canciller alemana Angela Merkel instó a decidir rápidamente la sucesión de Strauss-Kahn y manifestó su deseo de que sea para un europeo.

A la lista de aspirantes europeos, se sumaron ayer el titular del fondo de rescates europeo Klaus Regling y un ex ministro de finanzas germano, Peer Steinbrueck.

En América Latina, el ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín, expresó que ‘alguien de un país de economía emergente’ sería un ‘sucesor ideal’ para Strauss-Kahn, en clara referecia a que en este continente, las preferencias estarían orientadas en esa dirección.

Lo que parece avecinarse, según múltiples observadores, es una fuerte competencia por el liderazgo en el organismo, y su futura orientación.

Europa reclama mantener el cargo para asegurarse de que la crisis de la deuda europea tenga prioridad.

Pero naciones de crecimiento acelerado como Brasil, China y Sudáfrica tratan de quebrar el monopolio europeo en una organización capacitada para manejar miles de millones de dólares a fin de estabilizar la economía mundial. Estados Unidos, en tanto, solo mira y calla, por el momento.