Temas Especiales

17 de May de 2022

Economía

Las microfinanzas, una banca llena de satisfacción

Jamás imaginó que enfocarse en la microempresa fuera tan diferente y satisfactoria a la banca corporativa y tradicional panameña. Gina d...

Jamás imaginó que enfocarse en la microempresa fuera tan diferente y satisfactoria a la banca corporativa y tradicional panameña. Gina de Sáenz, actual vicepresidenta ejecutiva y gerente general del Banco Delta, hoy a sus cuatro años de ingresar al mundo de las microfinanzas le comparte a La Estrella con alegría los peldaños que ha conquistado.

¿CUÁL FUE SU REACCIÓN AL DARSE LA OPORTUNIDAD DE MIGRAR DE LA BANCA TRADICIONAL A LA DE MICROFINANZAS?

Después de tantos años de estar ejerciendo en la banca tradicional, creo que es uno de los trabajos que más satisfacción te da, pues nuestros clientes son microempresarios, hombres y mujeres que se levantan desde temprano, salen de sus hogares para llevarles a otros un hot dog en la esquina de sus trabajos o aquel que tiene un taller de ebanistería para tallar muebles, o la modista que desde su casa con telas y productos de sedería crea la ropa que otros adquirirán. Son personas en general que no tienen un documento formal para demostrar sus ingresos; ellos son nuestros clientes, nuestra razón de ser, debido a que son personas muy, muy humildes que cuando se les da una oportunidad, lo agradecen porque saben que les estás ayudando a avanzar.

EN CUATRO AÑOS, ¿HAY ALGUNA ANÉCDOTA QUE LE HA MARCADO SU EXPERIENCIA EN BANCO DELTA?

Cuando en el 2008 el Banco inauguraría su segunda sucursal en la ciudad capital, ubicada en el distrito de San Miguelito, el banco localizó a algunos de sus clientes artesanos para que llevaran algunas muestras de sus creaciones. Había una señora en particular que se dedicaba a la alfarería; ella, al igual que otros, llevaron jarrones, vasijas, entre otras cosas elaboradas por ellos mismos para una exhibición, la cual que fue muy gustada. Al momento de despedir a esta señora me encontraba acompañada del anterior gerente general, y ella nos dice: ‘yo quiero que ustedes sepan que rezo por ustedes todas los noches’. La verdad, esa frase me marcó, pues en mis 16 años de vida de banquero ninguno de mis clientes me ha dicho algo parecido. Esas son algunas de las cosas que me han llenado de satisfacción al ingresar a las microfinanzas.

ESTE AÑO BANCO DELTA CUMPLE 5 AÑOS DE OPERACIONES. ¿CUÁL ES LA MAYOR DIFERENCIA CON OTRO TIPO DE BANCA?

Efectivamente, Banco Delta este año se apresta a cumplir su quinto año de iniciar operaciones en el país y tenemos una serie de productos y servicios nuevos para nuestros clientes, pues son personas humildes que buscan el sustento diario de su familia. Algo totalmente diferente es desde la óptica de un banco corporativo, que con solo un plumazo (firma) se aprueba un préstamo por medio millón de dólares, una cantidad que aquí no podríamos igualar, en vista de que el promedio de nuestros préstamos alcanza apenas los 1,300 dólares. Es una banca totalmente diferente.

AL ENFOCARSE EN LA MICROEMPRESA ¿QUÉ GUÍA LE DA EL BANCO A SUS CLIENTES?

El gran porcentaje de nuestros clientes pertenecen a la microempresa del país, entonces nosotros, conscientes de su potencial, les orientamos al ahorro, les hablamos de su futuro, así como les enseñamos la importancia de tener un seguro. En nuestro caso, brindamos un programa que si la persona tiene algún tipo de accidente, el seguro que cubre a nuestros clientes le paga una renta diaria a ese asegurado por una cantidad de días, según sea el caso. Eso es muy importante para nuestros clientes, debido a que esa persona que sufrió el accidente quizás sea el mismo que compra los insumos o mercancías que utilizará para la elaboración de artesanías, la venta de alimentos o las telas para coser, los que venden ese producto y lo cobran y, un día que esa persona deje de trabajar o vender es una pérdida sustancial, pues ellos son el sustento de su familia. Y este tipo de productos son diseñados para nuestros clientes.

HAN CUBIERTO VARIOS ASPECTOS PARA EL SECTOR AL QUE ESTÁN ENFOCADOS, PERO MÁS ALLÁ DE AHORRAR O UN SEGURO, ¿QUÉ MÁS PUEDE OFRECERLE EL BANCO A SUS CLIENTES?

Recientemente lanzamos un nuevo producto o servicio para nuestros clientes y futuros potenciales clientes, que es una cartera para préstamos hipotecarios para el sector informal panameño. Estamos ofreciendo este tipo de préstamo de dos formas: uno es incentivando el ahorro para que la persona tenga el abono inicial y nosotros le otorgamos el financiamiento, luego tenemos uno más complejo que denominamos préstamos hipotecarios ABC, que consta del Ahorro, el Bono de 5,000 dólares que otorga el Gobierno Nacional y el Crédito del Banco Delta. Pero además de este nuevo producto, también estamos abriendo una sección especializada en atender a la pequeña empresa, pues además de atender micros, estamos buscando captar a este segmento del sector, que hasta ahora no está siendo captado por Banco Delta. Esto —a su vez— le permitirá a nuestros clientes de micro que pasan a pequeña empresa continuar con nuestro respaldo. Esto nos representaría un incremento sustancial de nuestros clientes y así podríamos aspirar a cerrar este año con una cartera de aproximadamente unos 22 mil clientes.

¿A CUÁNTO ASCIENDE LA CARTERA DE PRÉSTAMOS DE BANCO DELTA HOY DÍA?

Este año el Banco ha contado con una cartera de 85 millones de dólares, con lo que de ampliarla con los 22 mil clientes más estaríamos hablando de unos 20 millones de dólares adicionales. Cabe aclarar que el año fiscal del banco es diferente a la mayoría de las empresas en Panamá debido a que el nuestro culminará el próximo 30 de junio de 2012, lo que nos permite captar más clientes aún.