Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Economía

El éxito local de las franquicias

PANAMÁ. ¿Qué es una franquicia y por qué han tenido tanto éxito en Panamá? Quizá la definición más simple sea que se trata de una modali...

PANAMÁ. ¿Qué es una franquicia y por qué han tenido tanto éxito en Panamá? Quizá la definición más simple sea que se trata de una modalidad de negocios que permite comercializar bienes y servicios que una persona natural o jurídica (Franquiciante) concede a otra (Franquiciatario) por un tiempo determinado para usar una cierta marca.

Normalmente la modalidad comprende también la posibilidad de transmitirle al Franquiciatario los conocimientos y técnicas (‘Know how’) necesarios que le permitan comercializar los bienes y servicios de una forma que asegure la calidad de los productos y la imagen de la marca.

Esta forma de negocio adquiere prominencia justamente a partir del proceso de globalización o internacionalización económica en virtud de que un importante número de países adoptan medidas que reducen o eliminan las barreras al comercio y a la inversión extranjera -incluyendo por supuesto a las franquicias. Quizá el ejemplo más notable de esto sea el establecimiento de McDonald’s en China y Rusia.

REDUCCIÓN DE COSTOS

La franquicia, provee una tecnología que representa un nuevo producto de buena calidad a un costo menor a los existentes. Este moderno y eficiente sistema de distribución de productos y servicios es a su vez muy exigente en cuanto a los recursos y a capacidades humanas de ambas partes.

Una de las ventajas de la franquicia se refiere a que: al tratarse de un negocio ‘armado’ y desarrollado ofrece claras ventajas sobre un emprendimiento propio, como por ejemplo administrar y dirigir mucho mejor los objetivos económicos, reduce los riesgos que significa iniciar un negocio por cuenta propia, y permite la recuperación de la inversión más segura, en menos tiempo debido a un desarrollo más rápido del negocio.

Por otra parte la franquicia, permite acceder a una cadena de comercialización prestigiosa e identificable por parte del público, y recibir por consiguiente el apoyo de una marca prestigiosa con aceptación y reconocimiento del consumidor.

EXPERIENCIA LOCAL

En el caso específico de Panamá la modalidad ha crecido significativamente durante los últimos años justamente en virtud del ambiente amigable que ofrece el país a la inversión directa extranjera, aunado al funcionamiento de un centro bancario internacional y la utilización del dólar, divisa está que a pesar de las recientes crisis financieras internacionales, goza aun de un amplio reconocimiento como moneda de cambio.

Otro factor -más de carácter estructural- es que la economía panameña presenta una clara vocación de servicio y precisamente las franquicias consisten en eso, en proveer servicios (principalmente distribución de comida rápida y restaurantes) aunque no se limitan a este tipo de actividades.

Igualmente ha contribuido el sostenido y sólido crecimiento que ha venido reflejando la economía panameña durante los pasados quinquenios lo cual ha constituido un incentivo para el establecimiento de nuevos negocios en general, incluyendo por su puesto las franquicias.

No sólo ha habido un marcado y sostenido crecimiento sino además un excepcional crecimiento del sector turismo lo cual ha traído consigo la entrada al país de los llamados expatriados o residente extranjeros que constituyen potenciales clientes o consumidores de los productos que venden estos negocios.

Finalmente una de las ventajas de las franquicias en Panamá (que de paso aplica también a nivel mundial) es que el contrato que rige este tipo de relación comercial está generalmente amparado por cláusulas de arbitraje internacional lo cual evidentemente constituye una ventaja por cuanto que crea una mayor confianza de que, en caso de que surja alguna diferencia legal, esta será resuelta de forma ágil y transparentes por instancias neutrales lo cual refuerza la seguridad jurídica de la transacción.

¿CAPITAL?

Es de notar que en Panamá la mayoría de las franquicias tienden a ser de capital internacional (más del 90% de hecho) y el resto representan capitales nacionales.

Si bien las franquicias potencian la actividad comercial y generan nuevos empleos, un aprovechamiento más cabal de estas condiciones implicaría reforzar la preparación educativa y vocacional de los potenciales colaboradores locales lo cual tendría la doble ventaja de que atraería nuevas franquicias y a la vez reduciría las tasas de desocupación laboral en Panamá mejorando la calidad de los empleos.

El emprendimiento de nuevos negocios nacionales que han alcanzado mantenerse en el mercado competitivo y desarrollarse como franquicias locales, abarca cerca de treinta tipos de negocios, lo cual demuestra que el ejemplo es aplicable no solo a grandes empresas sino también a potenciales negocios nacionales con excelentes perspectivas.

Otra opción de política para aumentar los beneficios que deriva el país de esta modalidad consistiría en estimular una mayor formación de franquicias mediante programas de asistencia, capacitando y formando a pequeños inversionistas tanto en aspectos teóricos como prácticos sobre esta clase de empresas.

Finalmente podría emularse el ejemplo de México que ha logrado promover de manera dinámica las franquicias a través de la celebración de ferias internacionales especializadas en este tipo de actividad.