Temas Especiales

25 de May de 2020

Economía

Nueva metodología cambia la cara del comercio global

GINEBRA. La nueva metodología que utilizan la OCDE y la Organización Mundial del Comercio (OMC) para reflejar de manera más exacta la re...

GINEBRA. La nueva metodología que utilizan la OCDE y la Organización Mundial del Comercio (OMC) para reflejar de manera más exacta la realidad de la mundialización en el comercio mundial ha puesto de manifiesto que los servicios tienen un peso mayor del que se creía.

Según estos nuevos datos, los servicios, que representan un poco más del 20% del comercio mundial con los cálculos tradicionales, ahora tienen el doble de peso, explican la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la OMC en un comunicado.

Esta iniciativa conjunta sobre los intercambios según el valor agregado ‘rompe con las estadísticas comerciales clásicas que miden los flujos brutos de bienes y servicios cuando atraviesan la frontera’, afirman.

‘Busca más bien analizar el valor agregado de los países en la producción de bienes o servicios exportados y ofrece así una visión más completa de las relaciones comerciales entre las naciones", estiman estas instituciones.

‘Un bien producido en la UE y exportado a Estados Unidos incluye componentes de China o de Japón, y utiliza materias primas y servicios procedentes de Australia, Rusia o India’, recordó el secretario general de la OCDE, el mexicano Angel Gurría, en una conferencia de prensa en París.

Por ello, el director general de la OMC, el francés Pascal Lamy, dice que los productos son ahora made in the world (hechos en el mundo’), y no made in México, made in Brazil o made in China.

Entre las principales lecciones que se extraen de este primer estudio, que será ampliado en los próximos meses, se constata que el ‘excedente comercial bilateral de China con Estados Unidos es un 25% menos cuando se tiene en cuenta el valor agregado’. Esta diferencia se explica por el hecho de que los productos exportados por China a Estados Unidos integran en realidad una gran parte de servicios y bienes intermediarios estadounidenses. Lo mismo ocurre entre Brasil y China.

El superávit del gigante sudamericano es inferior en valor agregado que en valores brutos, ya que exporta materias primas que utilizan los exportadores chinos.

En cambio, el superávit comercial con Estados Unidos es mayor. En el caso de México, el superávit comercial con Estados Unidos y Canadá se reduce considerablemente con esta nueva metodología ya que el país está integrado en cadenas de valor regionales. En cambio, su déficit con China y Japón es también inferior que con los datos anteriores. 40% del valor de la electrónica china El poderío exportador de algunos países, como Alemania, se beneficia de este análisis más afinado.

Así ‘un tercio del valor total de los vehículos automóviles exportados de Alemania viene de hecho de otros países, y el contenido extranjero representa cerca del 40% del valor total de las exportaciones de productos electrónicos chinos’, subrayan los expertos de la OCDE y de la OMC. Dicho de otra forma, ‘si Alemania dijera ‘no importamos más’, pues no exportaría más coches’, dijo Gurría.

Para Pascal Lamy, ‘os países que exportan más y mejor son los países que importan más y mejor’.

‘Bloquear las importaciones afecta al crecimiento de la productividad de un país y afecta por tanto automáticamente a su competitividad’, dijo por su parte el secretario general de la OCDE.