Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Economía

La reforma que se pasó con el sigilo navideño

El sábado último, el oficialismo en la Asamblea Nacional dio un duro golpe al sistema tributario del país. En el sigilo que dejan las fi...

El sábado último, el oficialismo en la Asamblea Nacional dio un duro golpe al sistema tributario del país. En el sigilo que dejan las fiestas de fin de año, pasó una reforma a la ley de las zonas francas, en la que —de paso y a última hora— determinó la globalización del gravamen sobre la renta.

El proyecto parece ser la única lógica de las sesiones extraordinarias, en las que se aprobaron una lista de normas que no urgían. Para este, en cambio, era el momento ideal. El Ejecutivo la aprobó el 3 de diciembre, y la día siguiente dio la autorización al ministro de Comercio, Ricardo Quijano, para que la llevara a los diputados.

Este, empero, lo presentó doce días después, en plenas sesiones extraordinarias.

Y lo que siguió fue sorprendente: Quijano presentó la propuesta al pleno a las 8:00 a.m., y al mediodía la Comisión de Comercio del Legislativo le había dado primer debate.

Solo estuvieron los oficialistas. Jorge Alberto Rosas, diputado opositor en esa comisión, insistió ayer en que lo del cambio a la territorialidad del impuesto sobre la renta fue un ‘camarón’ que llegó de última hora al proyecto.

De hecho, la controversial disposición fue incluida en segundo debate. Apareció en la agenda del 19 de diciembre. Fue aprobado pero bajado a segundo debate de vuelta. Se volvió a registrar en la agenda del viernes 27 de diciembre, aunque esta vez como suspendido. Pero de suspensión tuvo poco: a golpe de curul, los diputados la pasaron en segundo debate, y dejaron para el último sábado del 2013 el expedito debate final. No hubo participación de la sociedad civil.

La Asamblea tomó sus precauciones. El 28 de diciembre publicó en su portal un informe general sobre lo aprobado aquel día. Si bien figuró el controversial proyecto, se refirió a él como uno que persigue ‘la venta de mercancía libre de impuestos a los turistas de las naves que atraquen dentro del perímetro de Puerto Armuelles’.

Después del ‘gol’ político, ayer, el presidente Ricardo Martinelli dijo que abriría un debate sobre el tema.