Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Economía

A la deriva y solo

PANAMÁ. El sector agropecuario panameño de enero a septiembre aportó al Producto Interno Bruto un 1%, cuando en la década de 1950 genera...

PANAMÁ. El sector agropecuario panameño de enero a septiembre aportó al Producto Interno Bruto un 1%, cuando en la década de 1950 generaba 25.4%. La razón se ubica en las masivas importaciones, la contracción del crédito bancario, precios altos de los insumos importados, el cambio climático y la reconversión de tierras para usos turísticos.

La contracción es evidente, luego de que de enero a octubre de 2013, el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) aprobó solo $21.9 millones, lo que significa $4.7 millones menos que a igual periodo de 2012, según la Contraloría General.

Ayer, el presidente Ricardo Martinelli anunció una segunda modificación a la ley del Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI) —tasa de retención anual aplicada a los préstamos mayores de $5,000—. Martinelli dijo que se modificará el impuesto del FECI ‘para asegurar que los recursos sean suficientes para los programas de incentivo al sector agropecuario. Esto implica que $40 millones ingresen al MIDA para promoción de los programas. Y se estima que para 2015 podríamos superar los $60 millones’.

Curiosamente, desde septiembre de 2009 el Tesoro Nacional recibe el 50% del FECI, mientras que el BDA recibe 25%. En 1994 el fondo se creó para fomentar los préstamos agropecuarios.

HECTAREAJE VS. SEGURIDAD ALIMENTARIA

Durante 2000-2012 en el país se dejaron de cultivar unas 70 mil hectáreas y eso provocó mayores importaciones.

En Panamá, la población crece cada año en un 4%, lo que significa más demanda y menos oferta, a la vez que deja en evidencia la falta de seguridad alimentaria.

Para el titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Oscar Osorio, ‘el tema agropecuario no es político, debido a que proviene de diversas administraciones’.

‘Mientras los productores sigan sembrando en áreas donde no hay agua, no utilicen el seguro agropecuario, no estén dispuestos a dar garantías para acceder a los préstamos blandos y prefieran las semillas de tambucho, la caída del sector continuará’, sostuvo.

Durante el 2013, el Gobierno sancionó seis leyes dirigidas al sector, con las cuales se refinanciarán deudas de los productores que no pueden cumplir sus cuotas por inclemencias climáticas, de mercados o comercialización. El mandatario agregó que otras medidas beneficiarán a miles de productores, llegando con beneficios a 58,000 hectáreas e incorporando 10,100 hectáreas nuevas a la producción nacional. La estrategias beneficiarían a 7,500 productores agrarios y el 100% de los productores pecuarios.

LOS PALADINES DEL AGRO

Virgilio Saldaña, de la Asociación de Productores de Tierras Altas, espera que ‘el 2013 haya creado conciencia en las autoridades sobre el peligro que significa tener al agro abandonado, porque la población se puede quedar sin alimento’. Agregó que es necesario que se implementen las leyes creadas para impulsar el sector y que éstas surtan el efecto deseado.

Euclides Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos, dijo por su parte que este año se registrará una mayor demanda alimenticia, gracias al incremento salarial y el proceso electoral que se avecina.

En tanto, Alexander Araúz, expresidente de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí, informó que este año se sembrarán unas 60 mil hectáreas de arroz; sin embargo, su anhelo es vender la cosecha a un precio que les permita obtener ganancias para seguir en la actividad.