Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

IDE: ventajas y desafíos en Panamá

Es necesario robustecer la transparencia y la institucionalidad

Panamá ha sido un país atractivo para la Inversión Directa Extranjera (IDE) desde sus mismos inicios como república a partir de cuando llegaron empresas trasnacionales para la explotación del banano y la generación de energía eléctrica.

Esta tendencia con el pasar de los años se ha reforzado. Por ejemplo, a partir del 2009, la IDE creció de manera sostenida año a año pasando de $1.7 mil millones en el 2009 hasta duplicarse llegando casi a $3 mil millones en el 2012, y acumulándose durante dicho periodo un monto total de casi $10 mil millones. Esta masa de inversión ha contribuido sustancialmente a generar empleos y a activar la maquinaria económica del país. Lo anterior ha permitido a Panamá liderizar la captación de capitales en la región, y obtener el mejor indicador de IDE per cápita de Latinoamérica, superando a Brasil, México y Chile en el 2013. Dicha afluencia masiva de recursos foráneos ha prosperado, entre otros, debido al alto nivel de apertura de la economía en materia bancaria y financiera y por la estabilidad macroeconómica, y cambiaria que deriva del uso del dólar, así como del centro bancario integrado al mercado del dólar.

Otro elemento coadyuvante lo han sido las distintas disposiciones contenidas en los acuerdos comerciales suscritos por Panamá que incluyen Tratados Multilaterales, como el de la Organización Mundial de Comercio, bilaterales como el Tratado de Promoción Comercial, o regionales también como la adhesión de Panamá a Centroamérica. Además de crear condiciones preferenciales para fomentar la exportación e importación de bienes y servicios entre los países miembros, dichos acuerdos consolidan una imagen de confianza y seguridad. Igual impulso brindan los distintos capítulos relativos a la resolución de conflictos contenidos en dichos acuerdos firmados por Panamá con sus distintos socios comerciales. Durante los pasados quinquenios el país se ha caracterizado por su estabilidad política que deriva de la transparencia y la fluidez de las diversas transiciones de gobierno. Sin duda, uno de los elementos de mayor importancia para la IDE en Panamá, aunado a todas las referidas ventajas, es la existencia de incentivos de carácter fiscal tales como Exoneraciones de Impuestos sobre la Renta, Exoneración de impuesto de importación y facilidades migratorias cuyos beneficios han recaído principalmente en provecho de sectores como el turismo, la banca, la industria marítima entre otros servicios. La preparación de recurso humano especializado también es clave.

A pesar de los avances, aun restan desafíos en cuanto a la consolidación de la institucionalidad por ejemplo en materia de transparencia, lo que robustecería mas esa inversión foránea y potenciaría su impacto, o en cuanto a la simplificación y flexibilización de ciertos aspectos relativos a las normas laborales e inmigratorias.

Resulta también importante lograr un balance entre el establecimiento de un sistema atractivo para la inversión directa extranjera en términos de incentivos pero a bajo criterios que no generen innecesarios costos de oportunidad que derivan de los ingresos que dejan de generarse como consecuencia de un exceso de concesiones fiscales. Otro elemento elemental para la IDE seria un mejoramiento de los procesos y estructuras que caracterizan o definen a las distintas entidades públicas involucradas en la promoción de la inversión directa extranjera.

ANALISTA DEL CENTRO NACIONAL DE COMPETITIVIDAD