Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Economía

Otro estándar internacional de la OCDE

El organismo analizó nuevas directrices para el impuesto al consumo de bienes y servicios

El pasado 17 y 18 de abril, en la ciudad de Tokio, Japón, se llevó a cabo el segundo Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), sobre el Impuesto de Valor Añadido (IVA), cuyo equivalente en Panamá es el Impuesto de Transferencia de Bienes Corporales Muebles y Servicios (ITBMS). A dicha reunión asistieron más de 250 funcionarios de diferentes administraciones tributarias del mundo, que representaban un poco más de 100 países y organizaciones internacionales, como el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El resultado de dicho foro fue la aprobación de un nuevo conjunto de directrices de la OCDE para aplicar el IVA, que por su naturaleza es un impuesto al consumo sobre bienes y la prestación de servicios, al igual que nuestro ITBMS, al comercio internacional. Los temas incluidos en esta reunión fueron las tendencias y evolución de las políticas globales sobre el IVA; las directrices internacionales de la OCDE sobre dicho impuesto; establecer normas adecuadas e identificar opciones para su aplicación a los servicios transfronterizos y suministros digitales; la lucha contra el fraude; y la economía de la reforma del IVA.

Estas nuevas directrices internacionales tratan de abordar los problemas que se derivan de los sistemas nacionales en cada país en cuanto al IVA y su aplicación, de forma no coordinada en el contexto del comercio internacional, para de esa forma garantizar la neutralidad en el comercio transfronterizo y una fiscalidad coherente en el comercio de negocios por la transferencia de bienes o prestación de servicios.

El planteamiento de la OCDE es que este nuevo estándar será de gran utilidad para evitar la reducción de la doble imposición en materia de impuestos al consumo, sin embargo, no debemos dejar de tener presente que el IVA, sobre todo para los países miembros de la OCDE con un sistema de renta mundial, es una fuente importante de ingresos, pero se convierte en un problema para ellos cuando se aplica o no el impuesto al comercio internacional, especialmente en los servicios y compras por internet, ya que diferentes jurisdicciones fiscales a menudo tienen tasas porcentuales diferentes, y otras jurisdicciones utilizan otras reglas para determinar qué transacción se grava o no, lo que, desde luego, merma los ingresos tributarios de los países miembros de la OCDE. En el fondo lo que se busca es extender sus directrices para la venta transfronteriza de servicios a consumidores particulares, un área que está creciendo fuertemente con el aumento de las compras en línea.

Las interrogantes que surgen son: ¿Estuvimos presentes en dicha reunión? ¿Cómo afectarán estas nuevas directrices a nuestro régimen fiscal que es territorial? ¿El gobierno nacional tiene una postura sobre el particular? ¿Será materia de las revisiones paritarias del Foro Global de la OCDE?

Sin duda, vendrán tiempos difíciles en los que el sector público y el privado, tendrán que unir todos sus talentos para defender nuestros más valiosos intereses y demostrar a los que nos presionan, que para la República de Panamá el régimen fiscal territorial, su jurisdicción y la plataforma de servicios financieros e internacionales son temas de Estado, sobre todo por lo que vendrá por no haber pasado la revisión complementaria dentro de la primera fase del Peer Review del Foro Global, al nuevo estándar que se impulsa para el intercambio de información automática que impulsa la OCDE, y su nuevo estándar denominado Addressing Base Erosion and Profit Shifting, de lo contrario, temo mucho que nos sucederá lo mismo que a Mohammed ben Abî al-Hasan Alí, mejor conocido como Boabdil el último Rey de Granada, que al momento de la rendición para la entrega de su reino, su madre le dijo ‘no llores como mujer lo que nos has sabido defender como hombre’.

ABOGADO TRIBUTARISTA