Temas Especiales

10 de May de 2021

Economía

Panamá, sin opción frente a Colombia

Las medidas de retorsión traerán consecuencias negativas a ambos países, pero no hay más alternativa

Panamá, sin opción frente a Colombia
Colombia ha solicitado un acuerdo para el intercambio automático de información, pero eso viola las normas de la reserva bancaria.

Panamá y Colombia miden fuerzas. El plazo para que el vecino borre al istmo de una lista de paraísos fiscales termina hoy y todo apunta a que la amenaza de aplicar medidas de retorsión no ha logrado su cometido.

Por principios nacionalistas, Panamá está obligado a cumplir con su advertencia, aunque hay quienes piensan que ambos países deben deponer sus amenazas.

En una entrevista al diario El Tiempo.com , de Colombia, Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, explicó que ‘las dos partes tienen que ser flexibles, deponiendo las amenazas de un lado y del otro’.

Las medidas de retorsión no son la salida a este conflicto, considera el analista financiero Ernesto Bazán. ‘Esto solo afectará más el comercio entre ambos países’, dijo Bazán en una entrevista previa con La Estrella de Panamá .

Felipe Chapman, analista financiero y socio de Indesa, respalda las consideraciones de Bazán. ‘Probablemente —la medida— tendrá efectos negativos para ambos países’, dijo. Sin embargo, está convencido de que a Panamá no le queda otro camino. ‘Aunque no sea lo deseado, a Panamá no le queda otra opción que tomar medidas para salvaguardar sus intereses’, concluyó.

Severo Sousa, empresario de la Zona Libre de Colón (ZLC), también comparte esta idea. A juicio del empresario, entre aplicar medidas de retorsión y asumir los efectos del decreto que declara al istmo paraíso fiscal, lo primero es mejor.

ZLC NO SE SALVARÁ

Con la inclusión de Panamá en la lista discriminatoria de Colombia, los empresarios que compren en la ZLC tendrán que pagar 33% en impuestos. ‘Ellos buscarán otros lugares donde los impuestos sean más bajos’, piensa Sousa.

‘No queda de otra’, opina el empresario. El comercio entre la ZLC y Colombia ya venía experimentando bajas entre un 20% y 30%, como consecuencia de un arancel que le aplican las autoridades del país sudamericano a los textiles y calzados reexportados desde la zona franca a este destino.

Las medidas de retorsión obligarán a Colombia a sentarse a negociar, considera Sousa. Colombia es el segundo destino de la mercadería de la zona franca panameña. En el segundo trimestre de este año, las compras de ese país representaron para la Zona Libre de Colombia unos 435 millones de dólares.

TODOS PIERDEN

La economista Luisa Turolla teme las consecuencias de este conflicto tributario. ‘No veo ganador por ningún lado y ambos países deberán enfrentar consecuencias negativas si no llegan a un entendimiento pronto’, agregó Turolla.

Pero el economista Adolfo Quintero no piensa igual. ‘La situación no es tan preocupante’, dice el expresidente del Colegio Nacional de Economistas.

ESTRATEGIAS

La banca y las empresas pueden encontrar estrategias para librarse de la sobretasa de impuestos que impone Colombia. Los bancos con capital colombiano pueden portar un licencia general que implica que deben declarar sus impuestos en Panamá, explicó Quintero. Colombia controla el 25% de los activos de la banca panameña.

Colombia ha empezado una lucha contra la evasión de impuestos con dos objetivos: ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y generar ingresos fiscales para cubrir su presupuesto. Pero el problema no está en Panamá, ‘está en la informalidad local, con la gente que no paga impuestos’, dice Mac Master.

Se estima que en Panamá hay cerca de 800 mil colombianos, muchos de los cuales trabaja en salones de belleza, restaurantes, obreros, técnicos e ingenieros, entre otros. En el primer semestre, el intercambio comercial entre ambos países alcanzó 2.06 millones de dólares, con superávit de Colombia de 2.00 millones de dólares.