Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Economía

Estados Unidos se deshace de su adicción al petróleo

En septiembre se consumieron 1,178 barriles por día por cada $1,000 millones de PIB, un 33% menos que hace 20 años

Estados Unidos se deshace de su adicción al petróleo
Antes la demanda de petróleo era cónsona con el crecimiento de la economía.

Los Estados Unidos están produciendo la mayor cantidad de petróleo en 31 años, el crecimiento económico cobra fuerza y los precios del crudo caen. ¿Entonces por qué declina el uso de petróleo de los estadounidenses?

A medida que el país se acerca cada vez más a la independencia energética, una mayor eficiencia del combustible, los cambios demográficos y un auge de las energías renovables están cambiando la dinámica que en el pasado habría visto trepar la demanda de gasolina. El producto interno bruto, el valor de todos los bienes y servicios que producen los Estados Unidos, creció a un ritmo de 2.4% en el tercer trimestre respecto de igual período del año pasado. El consumo de petróleo declinó 0.3%, indican datos del gobierno.

‘La demanda de petróleo y el crecimiento del PIB antes iban de la mano’, dijo el 8 de diciembre por teléfono desde Cambridge, Massachusetts, Christopher Knittel, un profesor de economía aplicada de la Facultad de Administración Sloan del Massachusetts Institute of Technology. ‘Ahora, en cambio, en cierto sentido son independientes debido a que las inversiones en economía de combustible tendieron a romper esa relación’.

El auge del esquisto ha llevado la producción estadounidense al nivel semanal más alto desde 1983. La producción de petróleo creció 65% en apenas cinco años y el país ha proporcionado el 89% de su energía en 2014. Los Estados Unidos exportarán más energía de la que importan para 2025, dijo Wood Mackenzie Ltd. en una nota de análisis de octubre. La Administración de Información sobre Energía (EIA, por la sigla en inglés) pronostica que la demanda crecerá 0.7% el año próximo, mientras que analistas que consultó Bloomber g estiman que la economía se expandirá cuatro veces más rápido.

La forma más fácil de ver cómo los estadounidenses dependen menos del petróleo: en septiembre se consumieron 1,178 barriles por día por cada $1,000 millones de PIB, un 33% menos que los 1,760 barriles por día de hace 20 años.

ECONOMÍA DE COMBUSTIBLE

Algunas de esas cifras se explican por la mejora de la economía de combustible de los autos que recorren las calles de los Estados Unidos. Los automóviles que se vendieron en agosto podrían viajar 41.5 kilómetros (25.8 millas) con un galón (3.78 litros) de combustible, un 28% más que en 2007, según el Instituto de Análisis del Transporte de la Universidad de Michigan.

La producción de biocombustibles también desempeña un papel importante al reducir la cantidad de petróleo en la gasolina. El etanol ahora representa alrededor de la décima parte de las ventas de combustible para vehículos de Estados Unidos. El consumo de gasolina ha caído 3.7% desde 2010 a pesar de que la cantidad de kilómetros recorridos en las autopistas estadounidenses subió 0.8%.

También está el efecto del desplazamiento de estadounidenses jóvenes a las zonas urbanas. La población de las áreas céntricas creció a más doble del ritmo de las zonas metropolitanas de los Estados Unidos entre 2000 y 2010, según la Oficina de Censo de país norteño.