22 de Feb de 2020

Economía

Moldes para pantanales provienen de Carballo

Estos moldes de 22 metros de longitud tienen un peso de 40 toneladas y fueron necesarios tres meses para desarrollarlos

Moldes para pantanales provienen de Carballo
Manuel Suárez Pallas.

Manuel Suárez Pallas, es el encargado de la construcción de los moldes metálicos que en estos días están ubicados en el muelle de Brens para construir los pantanales de hormigón que serán utilizados por Panamá.

Dichos moldes metálicos salen de la planta de producción que la empresa Pumecar S. L. tiene en Carballo y de los propios esfuerzos de Suárez Pallas, que ha trabajado con el ingeniero del proyecto durante los últimos tres meses para hacerlo realidad.

Suárez Pallas, manifestó al diario La Voz de Galicia, que “Cada vez que empiezas algo nuevo es muy difícil, porque no tienes referencia. Fuimos tomando lo que iba saliendo de nuestras cabeza. Empezamos con 'debuxos' de ahí salieron los planos que se poco a poco se fueron adaptando a lo que teníamos que hacer”, agregó que el proceso lleva “mucha mano de obra”.

Suárez detalló que la principal ventaja de este sistema es que los módulos son desmontables, con lo que puede adaptar a las necesidades constructivas.

Según La Voz de Galicia, ellos ya acabaron el primero, el cual está funcionando en Brens y están montando un segundo. Los mismos son prácticamente idénticos, de 22 metros de largo, solo que uno tiene 1,8 metros de ancho y el otro tres, por que el primero es para hacer las barras de amarre, lo que conoce como fingers en el mundillo técnico, y el otro es para desarrollar los pantalanes que utilizarán nuestro país.

La ventaja de esta construcción en hormigón, sobre las que se realizan en madera u otros materiales es, según explican los técnicos, su durabilidad a la hora de someterlos al salitre y las duras condiciones ambientales del mar.

La razón por la que se están haciendo en Brens, obedece a cuestiones técnicas, ya que en Panamá resulta muy complicado conseguir los sistemas y los materiales de calidad necesarios para desarrollarlos, además de las facilidades que brinda Portos de Galicia, que motivaron la elección de este muelle.

Estos moldes de 22 metros de longitud tienen un peso de 40 toneladas y fueron necesarios tres meses para desarrollarlos. En un principio se van a construir 25 módulos de un tamaño y otros 20 de otro que superan las 30 toneladas y tiene cedidos uno 1,050 metros cuadrados en el muelle