27 de Nov de 2021

Economía

Aportes de CWP encienden debate sobre privatización

Según CWP, dio al gobierno $511 millones del 1 abril de 2007 al 31 de marzo de 2015. Pero las cifras estatales revelan solo $474.6 millones

Los aportes de Cable & Wireless Panamá (CWP) al Estado han mermado en los últimos años, según las datos oficiales publicados por la Dirección General de Ingresos y la Contraloría General de la República.

De acuerdo con las cifras oficiales, en 2006 CWP aportó al Gobierno $87.2 millones y, hasta el 2011, realizó importantes aportes al Estado. En el 2009 entregó $71.1 millones, en 2010 la suma de $68.9 millones y en 2011, un monto de $72.7 millones.

A partir de 2012, los números muestran otra realidad. Ese año, CWP dio al Estado $44.4 millones, en 2013 un valor de $44.4 millones y en el 2014, la suma de $48.3 millones.

En el periodo acumulado de enero a julio de 2015, la compañía de telecomunicaciones pagó apenas $6.2 millones. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) tiene contemplado en su presupuesto que CWP aporte $47 millones este año.

Llama la atención que el MEF tiene programado que CWP reduzca sus pagos 4% en 2016, respecto a 2015, lo que evidencia que las proyecciones oficiales asumen perspectivas decrecientes en los aportes de esta compañía de comunicaciones.

FACTORES QUE IMPACTAN

Hace varios años, expertos alertaron que esto ocurriría. Incluso propusieron la conveniencia de la venta de las acciones del Estado panameño en CWP antes de que se deteriorara el negocio.

La entrada de nuevos competidores ha hecho que el mercado se reparta. Por otro lado, los cambios tecnológicos en las comunicaciones están provocando que el servicio de llamadas telefónicas nacionales e internacionales se reduzca, porque estas se pueden realizar de forma gratuita por otras vías, como por Skype o por WhatsApp. La nueva cultura de comunicación escrita a través del chat también impacta.

EXPERTOS OPINAN

Para Fernando Aramburú Porras, exministro del MEF, ‘desde ese momento (de la venta de las acciones a Cable & Wireless en 1997) el Gobierno asumió el riesgo de la competencia'.

Para Aramburú, el punto sería si el Estado quiere mantener el riesgo. Dice que es un buen momento de analizar si conviene vender las acciones de Cable & Wireless, y debería analizarlo la Dirección de Programación de Inversiones del MEF. Aramburú aclara que él no es quién para decidir si el Estado debe vender sus acciones, pero ‘sí que es tiempo de analizar'.

Por su parte, David Saied, presidente de la comisión de entorno económico y finanzas nacionales de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), puntualizó que se sabía que esto pasaría, refiriéndose a la merma de los aportes de CWP en los últimos años.

Saied considera que es tarde para vender las acciones de Cable & Wireless, porque si se hace en este momento se terminarían vendiendo a un bajo precio.

Para el economista, el gobierno no debe depender de los aportes de empresas mixtas, y considera que el pasaje del metro está bajo y que ‘hay personas que están dispuestas a pagar más por este servicio público'.

Para el economista, Felipe Argote, habría que averiguar por qué no están ganando como antes, si es así, o ‘puede (Cable & Wireless) estar gastando más de lo debido', concluye.

CABLE & WIRELESS

Contrario a lo que revelan los números, en CWP hay optimismo. Roberto Mendoza, vocero de Cable & Wireless Panamá, señaló que las expectativas del negocio para este año son agresivas dentro de un mercado sumamente competitivo: ‘Adquirimos al Grupo Sonitel, hemos lanzado el Monedero Móvil, la TV por cable prepagada y estamos ampliando nuestra red de telefonía móvil con tecnología LTE'.

Mendoza considera que con estos productos y nuevas soluciones tecnológicas en el área corporativa establecerán una diferenciación entre la competencia y el negocio de CWP.

Sobre las estadísticas del gobierno, Mendoza aclara que el periodo fiscal de Cable & Wireless es distinto al que registran las entidades estatales panameñas. De acuerdo con los números que maneja la principal compañía de telecomunicaciones del país, la empresa aportó al gobierno $511 millones del 1 abril de 2007 al 31 de marzo de 2015. Por su parte, las estadísticas del gobierno revelan que CWP entregó $474.6 millones del 1 de enero de 2007 al 31 de julio de 2015.

De acuerdo con las cifras que CWP facilitó a La Estrella de Panamá , la compañía de telecomunicaciones mejoró sus aportes en el periodo fiscal que va del 1 de abril de 2014 al 31 de marzo de 2015, cuando pagó al gobierno $60.5 millones.

Según Mendoza, ‘hasta este momento no conocemos que exista ninguna intención que conlleve a una posible venta de las acciones del Estado en Cable & Wireless'. El ejecutivo señala que la compañía es respetuosa de las decisiones que pueda tomar el Estado panameño en materia de su capital accionario del 49%, y concluye que la relación contractual con el Estado es positiva y que se continúa cumpliendo con los compromisos de brindar al país servicios de telecomunicaciones de calidad mundial y contribuyendo a la economía.

El 28 de abril de 1997, a través del proyecto de ley 78, se aprobó los contratos de compraventa del 49% de las acciones del antiguo Instituto Nacional de Telecomunicaciones (INTEL S.A.), y la concesión, administración y operación del servicio. Poco después, el 21 mayo 1997, la empresa Cable & Wireless compró el 49% de las acciones y la operación del sistema de telecomunicaciones cuando ofreció $652 millones, unos $152 millones por encima del precio estimado. Antes de privatizarse, el INTEL mantenía activos por un valor de $430 millones.

==========

‘Puede (Cable & Wireless) estar gastando más de lo debido',

FELIPE ARGOTE

ECONOMISTA