Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Economía

Cosecha, retrasada por el cambio climático y falta de mano de obra

El cambio climático está afectando la actividad cafetalera, lo que ha motivado a los productores a utilizar otras alternativas

Cosecha, retrasada por el cambio climático y falta de mano de obra
La mano de obra migra a Costa Rica.

Un retraso de un mes presentan los productores del distrito de Boquete, en la provincia de Chiriquí, debido al cambio climático y ante la falta de mano de obra, ya que dependen de los trabajadores indígenas, quienes se encuentran en las fincas de café en territorio costarricense desde el mes de agosto de cada año.

Francisco Serracín, de la Asociación de cafetaleros de Boquete, afirmó que en el área de Santa Clara, Piedra de Candela y Río Sereno, en Renacimiento, la cosecha está al terminar, pero en Boquete el grano de café esta todavía verde. La actividad tiene un retraso por la falta de colaboradores o cosechadores de café y porque el desarrollo de proyectos de construcción se ha llevado a mucho personal.

‘En las zonas más bajas ya se está cosechando, pero en las zonas altas de Boquete todavía los granos están verdes a una altura de 1,400 metros sobre el nivel del mar', dijo Serracín.

El cambio climático está afectando la actividad cafetalera, lo que ha motivado a los productores a utilizar otras alternativas o el manejo de las fincas.

No obstante, Serracín dijo que, por un lado, es algo favorable, ya que la producción todavía no está de cosecha y habría que esperar que los indígenas regresen de las fincas costarricenses que sí van a tener un poco más de cosecha de café, para integrarse a la zafra', señaló Serracín.

Serracín indicó que el Ministerio de Desarrollo Agropecuario ha manifestado que los cafetaleros tendrán una cosecha de unos 200 mil quintales este año, pero ellos señalan que podría ser un poco menos unos 170 mil quintales.

Dijo que unas 30 mil familias indígenas regularmente son las que trabajan en las labores de cosecha, pero esta vez es mucho menos, cuando se esperan unos 17 mil ngäbes.

Los productores afirmaron que los empleos en otros sectores productivos acapara a muchas personas del área indígena, lo que ha mermado la presencia de colaboradores en la cosecha de café.

CALIDAD DEL CAFÉ

Serracín precisó que el cambio climático en Tierras Altas de Boquete ha sido favorable por un lado, ya que en mayo se realizará el evento de los cafés especiales, en donde se muestran optimistas y esperan obtener los mejores resultados.

Por su parte, el Patronato de la Feria de las Flores tiene previsto mantener abierto, por espacio de seis meses, para promover la actividad cafetalera y no solo la floral.

Los productores esperan la mejor calidad de café de unas 1,300 hectáreas de un aproximado de 800 caficultores.