Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Economía

El consumidor adolescente

Algunas preguntas que se deben analizar para identificar a este joven consumidor. Sus derechos y obligaciones

Cuando se deja atrás la niñez y se inicia la vida como adolescente, se asumen responsabilidades que se deben afrontar, y una de ellas es saber proyectar el presupuesto que los padres, ya sea por estudio o algún trabajo de medio tiempo, aportan a nuestros primeros ingresos como individuos productivos.

Sin embargo, ¿cuál es el perfil de este nuevo consumidor? ¿Qué compra? ¿Cómo compra? Son algunas de las preguntas que debemos analizar para identificar a este joven consumidor que se adentra en este nuevo universo del consumismo, en el cual debe conocer que tiene derechos y obligaciones que afrontar de la manera más responsable posible.

El consumidor adolescente se caracteriza por su tendencia marquista, ya que se inclina principalmente hacia los productos de marca, los cuales en muchos casos le favorecen la admisión o no a un grupo en particular con el cual se siente identificado. Así entonces, observamos que el perfil va dirigido por las tendencias de la moda, a adquirir lo más novedoso que encuentre en el mercado.

Estos jóvenes principalmente consumen su presupuesto en ropa, tecnología, entretenimiento y alimentación. Siguiendo este orden de prioridades salta a la vista que la vestimenta sea la razón número uno de consumo, ya que como hemos mencionado, marca su identidad y a la vez la manera de como desea ser percibido por los demás, por supuesto que otra de las tendencia mundiales de consumo es la tecnología, la cual este segmento de la población se encuentra sumamente identificado por lo fácil y sencillo que le resulta la manipulación de la misma, además es la forma de comunicación de esta nueva generación.

En otro plano no menos importante están entretenimiento y alimentación, los cuales en estas edades, en su mayoría son costeados por la familia, en los paseos de fines de semana o salidas a centros comerciales, pero no escapan de ser uno de los gastos representativos para los jóvenes, entradas el cine, conciertos, restaurante de comida rápida entre otras.

Muchas de estas compras son efectuadas de maneras electrónica, distintas a las que un consumidor adulto podría realizar, dado que esta generación ha crecido de la mano del e-commerce (comercio electrónico), la cual ofrece a este mercado joven una ventana mundial de poder comprar y obtener servicios desde la comodidad de su portátil o teléfono móvil.

Las ofertas de consumo son las mismas para todos, los deseos de consumo también lo son, la diferencia radica entonces en las posibilidades de acceso y en la manera en que priorizamos nuestras necesidades, sin embargo contrario a todo lo que diferencia a este segmento en particular, los mismos no escapan de las responsabilidades que deben afrontar como sujetos de consumo, el conocer sus derechos y obligaciones frente a los agentes económicos, los cuales invaden con publicidad enfocada a ellos y estar siempre alertas e informados, tal cual como lo reza nuestro eslogan institucional.

JEFE DEL DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN AL CONSUMIDOR