Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Economía

La descentralización es la solución a la crisis de la UE

El premio nobel Bengt Holmström sostiene que el euro fue un error y que si la UE desea sobrevivir tendrá que ceder áreas de decisión

La descentralización es la solución a la crisis de la UE
Alfred Holmström, ganador del Premio Sveriges Riksbank.

La Unión Europea debería realizar un proceso de descentralización que devolviera a los países miembros ciertas áreas de decisión, señaló el premio nobel de Economía Oliver Hart, quien siempre ha pensado que el euro fue ‘un error'.

Hart recibirá mañana el galardón junto a Bengt Holmström por sus contribuciones a la Teoría de los Contratos, para la que han creado herramientas que ayudan a entender los contratos en la vida real, así como a resolver posibles escollos en su redacción.

‘Creo que la palabra clave es descentralización', dijo el premio nobel en una entrevista con Efe .

‘Quizás la UE ha ido demasiado lejos en centralizar el poder. Si abandona esa tendencia, la Unión Europea puede sobrevivir y florecer, pero, en caso contrario, podría fracasar'.

Los países que conforman la UE ‘no son lo suficientemente homogéneos' para que sean ‘una sola unidad', por lo que es ‘realmente un error intentar hacerlo', consideró Hart (Londres, 1948, y nacionalizado estadounidense) que ejerce como profesor de Economía en la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

CENTRARSE EN LO ESENCIAL

Premio Nobel en economía recomienda cambios a la UE

La descentralización es la clave, según el economista Bengt Holmström, de origen finlandés.

Holmström también recomendó ‘hacer algo con el sistema de gobernanza para que las normas básicas sean claras y simples'.

Los ingleses fueron ‘listos'l al no aceptar el euro, dijo.

En Europa ‘hemos visto -dijo- una preocupación sobre los derechos de decisión que se transfirieron desde los países hacia el centro, a Bruselas, y creo que la forma de seguir adelante es devolver esa capacidad de decisión a los países individuales'.

El premio nobel estimó que la UE puede tener ‘algunas partes importantes' bajo su control, como el libre comercio o la movilidad en el mercado de trabajo -‘una idea (esta última) que personalmente me gusta, aunque entiendo que haya preocupaciones políticas' al respecto-, así como fomentar la cooperación entre los gobiernos de los 28 países miembros.

De manera similar, el otro galardonado con el Nobel de Economía, Holmström, declaró a Efe que la Unión Europea tiene que ‘redefinir sus prioridades, limitar sus actividades y su brazo regulador, para centrarse en lo que podrían ser las cosas esenciales'.

El nobel finés (Helsinki, 1949) y que trabaja en el estadounidense Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), consideró además que la UE tiene ‘que hacer algo' con su sistema de gobernanza y sus normas básicas para que sean más claras y simples.

Hart, por otra parte, aseguró que para él, ‘el euro fue un error', una opinión que mantiene desde los inicios de la moneda única, recordó.

Por ello, ‘no estaría en absoluto triste si lo que pasara en un futuro es que Europa se alejase del euro. Los británicos fueron muy listos al quedarse fuera' de la moneda única, indicó.

La desaparición del euro -indicó- significaría que se devolvería ‘alguna autoridad' a los gobiernos individuales para decidir en política monetaria.

El premio nobel es crítico del presidente electo Donald Trump, y ha expresado su preocupación en otras ocasiones de sus políticas.