La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Utilidad neta del CBI a enero de 2018 suma $183 millones

El documento destaca que la eficiencia del CBI sigue presentando una tendencia positiva y consistente en los últimos meses, y ese mes fue favorecido por ingresos diversificados

Los productos como hipoteca fueron 9.0% y de préstamos personales, 8.4%.

Al cierre de enero 2018, el Centro Bancario Internacional (CBI) obtuvo una utilidad neta de $183 millones, de acuerdo al Informe de Actividad Bancaria de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

El documento destaca que la eficiencia del CBI sigue presentando una tendencia positiva y consistente en los últimos meses, y ese mes fue favorecido por ingresos diversificados.

El aumento de la utilidad neta representa un 40% más que el mismo mes del año anterior, producto de incrementos en ingresos financieros no recurrentes, como compra y venta de valores y operaciones con instrumentos derivados.

Por otro lado, la disminución del gasto de provisiones, producto de la entrada en vigencia de la NIIF 9, ha permitido a los bancos realizar un ajuste contra utilidades retenidas, lo que favoreció el desempeño en enero, dijo el regulador en un comunicado.

El informe reveló también que el crédito doméstico al sector privado aumentó en 6.9%, contra el mismo período del año anterior. Los sectores que impulsan este mayor crecimiento están asociados a los productos de banca de personas, especialmente en los sectores hipotecario (9%) y de préstamos personales (8.4%).

Por otro lado, el incremento en el financiamiento interino de construcción muestra que a la fecha se siguen generando desembolsos en los proyectos de construcción comercial y de desarrollo del mercado de construcción residencial. La fuente de crecimiento de la operación local está asociada directamente a un aumento en los depósitos de particulares domésticos de 4.7%, especialmente en los depósitos a plazo.

El negocio crediticio mantiene un ritmo positivo en sectores económicos que muestran dinamismo, tales como construcción (6.2%), consumo personal (7.8%), agricultura (10.6%) e hipotecas (8.8%), entre otros.

Desde el punto de vista normativo, durante el mes de enero se aprobaron los acuerdos que incorporan las recomendaciones del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea III, respecto a la gestión del riesgo de liquidez y que entrarán en vigor a partir del 1 de julio de 2018, así como también el de requerimientos de capital por riesgo de mercado, ambos en la página web de la entidad.

En síntesis, el informe de la SBP, destaca que el análisis de las variables e indicadores de desempeño del Sistema Financiero dan muestras de la favorable evolución del sector que, junto con el fortalecimiento del proceso de supervisión de riesgos, y un marco regulatorio fortalecido, son las condiciones necesarias para garantizar la solvencia y estabilidad financiera.