La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

Manejo de deuda y gasto podría elevar el riesgo país de Panamá

El déficit del SPNF y la insuficiente consolidación fiscal en el Gobierno Central, que conduce a un continuo deterioro de la deuda, han sido identificados como factores de volatilidad

La Secretaría del Consejo Monetario Centroamericano identificó en un informe del primer trimestre de 2018 los factores de riesgo país para Panamá, entre ellos el aumento del déficit del Sector Público No Financiero (SPFN) y la insuficiente consolidación fiscal en el Gobierno Central, que conduce a un continuo deterioro de la deuda.

El informe del Consejo Monetario recoge las calificaciones y opiniones sobre los principales factores de riesgo, retos y fortalezas de las economías de la región, elaborados por las calificadoras de riesgo S&P Global Ratings, Moody's Investor Service y Fitch Ratings.

Las calificadoras de riesgo internacionales Fitch Ratings, Moody's Investor Service y Standard and Poor's mantuvieron en BBB Estable y Baa2 + las revisiones de grado país realizadas en 2016 y 2017.

Sin embargo, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, anunció que pedirá una dispensa fiscal a la Asamblea Nacional para elevar el déficit a 1%, aun cuando la deuda del SPNF en su administración se expandió 41% en tan solo cuatro años, una expansión más acelerada incluso que la del gobierno anterior.

De aprobarse esta dispensa fiscal, este gobierno abre la puerta para seguir incrementando aún más la deuda, que según la sustentación oficial, inyectaría $300 millones más en obras y salvaría 20 mil empleos.

¿SE JUSTIFICA?

La perspectiva de crecimiento fue ajustada a la baja, hasta 4.6%, por el Fondo Monetario Internacional, que calcula que el país se estabilice a mediano plazo alrededor de un crecimiento potencial de 5.5% y que repunte el otro año en un escenario favorable, apostando al inicio de operaciones y exportaciones de Cobre Panamá.

RETOS

Desafíos que debe superar Panamá frente al riesgo país, según el Consejo Monetario

Continuar con el nivel elevado de crecimiento económico para mantener una economía más resistente, en especial el ritmo de inversión pública y privada.

Reducir la moderada rigidez de la política fiscal.

El mandatario panameño hizo esta solicitud justificando la baja como un efecto de la huelga en el sector construcción, misma que lograron finalizar asumiendo la mayor carga del aumento salarial en los proyectos públicos.

La Ley 34 de Responsabilidad Social Fiscal indica que se puede pedir una dispensa a la Asamblea en caso de emergencia o desastres naturales o cuando se experimente una tasa de crecimiento del PIB menor o igual al 1%

Inclusive, el Centro Nacional de Competitividad (CNC) señaló en un informe de 2013 que la deuda adquirida debe ser atendida a mediano plazo y que, posiblemente, saldarla representaría una carga fiscal para la población en general, ‘aún más cuando se realizan erogaciones bajo la premisa de ingresos futuros, es decir, bajo la proyección de escenarios favorables para la recaudación tributaria'.

El análisis del CNC considera que un plan agresivo de inversiones en época de alto crecimiento económico conlleva el riesgo de ‘sobrecalentar' la economía que genera inflación, convirtiéndose en un impuesto añadido al costo de las personas, y agrega que se debe tener cautela en la ejecución del plan de inversiones y mantener escenarios de crecimiento realistas con las previsiones, ya que la tasa de crecimiento repercute en la capacidad de ingresos fiscales para sostener el plan de inversiones.

Para el economista Francisco Bustamante, Panamá tiene, dentro del rango de las calificaciones de riesgo, una evaluación que considera baja, pero aceptable para el mercado. ‘Aquí es donde vienen los problemas. Si los ingresos corrientes disminuyen, lo esperado es que los gastos se prioricen. Que las inversiones públicas pasen por un tamiz de selección de proyectos por su rentabilidad económico-social', explicó.

Según él, eso no ha sido así en los últimos gobiernos, ‘penosamente', y que la propuesta del Gobierno de aumentar el tope del gasto público moviendo el límite es un elemento que en lugar de mejorar la percepción de las calificadoras sobre las finanzas públicas, irá en contra de lo esperado.

‘A más deuda, más posibilidad de que el país deje de pagar esa deuda, y ya tiene una capacidad de pago limitada',

FERNANDO ARAMBURÚ PORRAS

ECONOMISTA

El economista recordó que si bien es cierto que la huelga de Suntracs ha influido en la caída de las expectativas de crecimiento del PIB, éste sector ya venía con desaceleración hace unos años y que el acuerdo de cargarle al sector público el costo mayoritario del alza en la mano de obra ‘no manda un buen mensaje a las calificadoras', mientras que cuestionó el hecho de que en una negociación privada, el Estado haya quedado asumiendo las obligaciones laborales.

El economista Fernando Aramburú Porras, por su parte, consideró que el tope del 0.5% aún le parece bajo. A su criterio, un déficit de 1% o 2% es razonable para un país.

Sin embargo, matizó, ‘a más deuda, más posibilidades de que el país deje de pagarla, y la capacidad de pago siempre es limitada', advirtió Aramburú Porras.

En recientes declaraciones a La Estrella de Panamá , el economista Rolando Gordón advirtió que ‘el aumento de los gastos comprometería al gobierno a pedir prestado para pagar sus pendientes, lo que implicaría que la deuda vaya a aumentar. Eso es lo que está pasando'.

RIESGO PAÍS

Otros factores de riesgo país que identificó el Consejo Monetario en su informe son: ausencia de instrumentos monetarios y cambiarios que amortigüen choques externos y la ausencia de mecanismos para proporcionar liquidez temporal a una institución financiera en problemas.

También establecen algunos desafíos que debe superar Panamá frente al riesgo país, como continuar con el nivel elevado de crecimiento económico para mantener una economía más resistente, en especial el ritmo de inversión pública y privada y reducir la moderada rigidez de la política fiscal.

Riesgo país es el costo financiero en exceso que paga un país sobre el precio o interés del activo financiero de referencia, usualmente el Bono del Tesoro o T-Bond de Estados Unidos.

La calificación de riesgo es un reconocimiento que hacen las calificadoras a los países que en el manejo de su deuda presentan un perfil razonable de que podrán cumplir con sus compromisos de deuda.

El beneficio de esta calificación es que el diferencial o spread que paga un país con referencia al T-Bond , es menor que aquellos títulos que no tienen esta calificación. Y son aptos para utilizarse como inversión por tesorerías de inversionistas y fondos.

Sin embargo, muchos países interpretan esta calificación como un incentivo para endeudarse, y no es así, según Bustamante.