La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

FED ‘repensará' sus políticas para intereses el próximo año

El presidente de la Fed de Nueva York, una de las doce divisiones de la Fed a nivel fedeal, agregó que ‘las cosas pueden cambiar el próximo año'

Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell

Tras la última —y más polémica— subida en el tipo de las tasas de interés la semana pasada, el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, John Williams aseguró que la institución podría revaluar su posición en 2019.

‘Lo que vamos a hacer el próximo año es revaluar nuestras opiniones sobre la economía, escuchando no solo a los mercados sino a todos con los que hablamos y mirando todos los datos', dijo Williams a medios estadounidenses.

El presidente de la Fed de Nueva York, una de las doce divisiones de la Fed a nivel fedeal, agregó que ‘las cosas pueden cambiar el próximo año'. El organismo anunció un aumento de las tasas de interés entre el 2.25% y el 2.50%, a pesar de la frontal oposición del presidente estadounidense, Donald Trump, que había pedido al organismo que no cometiera "un nuevo error".

El anuncio de la Fed, sumado a los temores a un cierre parcial del Gobierno por las desavenencias entre Trump (Republicano) y el partido Demócrata sobre los presupuestos, podrían provocar la mayor bajada semanal de la bolsa de Wall Street.

Las declaraciones de Williams, interpretadas por los inversores como una apertura de la Fed a repensar su reciente aumento de los tipos, favorecía una subida en el parqué neoyorquino, que, sin embargo, no podía evitar que a media sesión el rojo tiñera los tres principales indicadores.

A la par, el crecimiento económico en EE.UU. se situó en un ritmo anual de 3.4% en el tercer trimestre, según el tercer cálculo, que revisó a la baja las estimaciones de octubre y noviembre pasado.

El Departamento de Comercio reveló que este resultado supone un descenso de 0.1% con respecto a los cálculos previos, cuando la evolución del aparato productivo entre julio y septiembre se estimó en 3,5 %.

La desaceleración del crecimiento se confirmó tras ser revisadas a la baja las cifras de gasto de consumo personal y las exportaciones, mientras que subió el de la inversión en inventarios.