Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Economía

Compañías reducen sus gastos de capital, ¿a dónde redirigen sus recursos?

Se estima que el desembolso global de capital corporativo continúe a la baja frente al panorama de incertidumbres que no transmite oportunidades de crecimiento para diversos sectores

Compañías reducen sus gastos de capital, ¿a dónde redirigen sus recursos?

Entre los principales riesgos que se vaticina impacten en mayor proporción los mercados para el período 2020 está la tendencia a la disminución de los gastos de capital corporativo (capex, por sus siglas en inglés).

Los resultados se atribuyen principalmente a la incertidumbre que ha generado la guerra comercial entre Estados Unidos y China sin embargo, otras acciones por parte de las administraciones corporativas dan percepción de que las acciones están lideradas también a otros motivos.

Tendencias

Los capex reportan variaciones positivas y negativas en la última década. Posterior a los períodos de crisis inmobiliaria (2007-2008), las tasas de crecimiento se reducen a -7% retomándose un alza del 9% en el 2011 que persiste para el período 2012.

Sin embargo, este auge se ve interrumpido entre el período 2013 a 2016, llegándose a reportar la tasa más baja de la década (-10%) en el período 2015. Durante este horizonte de tiempo (2013-2016), los precios de las materias primas disminuyen y esto tiene un impacto en las decisiones de inversión de capital de compañías cuyas operaciones dependen de la producción de materias primas en el sector energía y minería. Precios mas bajos de la materia prima se traducen en ingresos y márgenes de ganancias menores a lo habitual, por lo que las inversiones de mantenimiento como de expansión no se perciben beneficiosas en este transcurso de tiempo.

Luego el panorama se torna positivo, reportándose para el 2017 un incremento del 6%, lo cual nuevamente inicia un período de auge. En el período 2018 se experimenta un crecimiento leve del 2% que no acompaña el acelerado ritmo del 2017.

Este detrimento en los gastos de capital se da en los momentos que la disputa comercial se materializaba mediante la aplicación de tarifas a importaciones estadounidenses como chinas.

Esta tendencia a la disminución de inversión paralela a la serie de eventos en materia política y económica, comienzan a dar alertas de que las inversiones de capital corporativo podrían estar entrando nuevamente en un período de contracción.

Para junio 2019, en informe Global de los Gastos de Capital Corporativo (S&P Survey, 2019), se estima para el 2019 un potencial incremento del 3% sin embargo, se vaticina será interrumpido por la reducción al -1% para los períodos 2020 y 2021.

Estas tendencias y las potenciales reducciones no están alineados a los esfuerzos en materia de política monetaria y fiscal expansionista, que mediante el recorte de tasas de interés y de imposiciones fiscales, buscaban promover mediante el incentivo de inversión por parte del sector privado. Esto es preocupante porque la economía necesita del apoyo de la actividad económica de las compañías de los sectores en general para potencial desarrollo y crecimiento económico.

El ejemplo lo tenemos con el recorte de impuestos corporativos en Estados Unidos mediante Acta 2017 (Tax Cut and Jobs Act, 2017) con el cual se buscaba impulsar las inversiones y expansión de operaciones de compañías que al mismo tiempo otorgara mayores oportunidades a la fuerza laboral.

A la fecha, los informes de uso de capital acumulado reportan que a partir del 2017, período de recortes de impuestos, diversas compañías llevan a cabo significativas recompras de acciones, inversiones en desarrollo e investigación y en combinaciones y adquisiciones de negocio. Por otro lado, se han reportado recortes de plazas laborales.

En el 2017 se percibió una tasa de crecimiento capex, pero esta no continua en períodos posteriores (2018-2%), por lo cual no se marca la tendencia esperada.

Las tendencias en mención han sido atribuidas en gran parte a la incertidumbre de la disputa comercial porque la manufactura y la industria encuentran limitaciones mediante las acciones proteccionistas que van en contra de su enfoque global. Por ende, buscan otras oportunidades para que sus operaciones subsistan.

Desde la perspectiva subregional, los gastos de capital corporativo son más favorables. Las mayores inversiones se reportan en Asia Pacífico -sin incluir Japón- (APxJ), Norteamérica, el Oeste de Europa, Japón, EEMEA (Europa-Oriente Medio y África) y Latinoamérica.

Entre el período 2013 a 2018, la clasificación se mantiene, sin embargo, entre estas regiones Asia-Pacífico es la única que reporta un incremento de inversión, atribuible a que las economías de este grupo se consideran mercados emergentes, siendo así del atractivo para inversionista que buscan oportunidades de crecimiento. En lo que respecta a Norteamérica y Latinoamérica, los gastos no varían. En cuanto a las otras tres subregiones se reportan leves bajas.

En cuanto a los sectores, también se reportan diferencias en las tendencias del gasto versus las perspectivas globales. De acuerdo con reporte Global de los Gastos de Capital Corporativo (S&P Survey, 2019), los sectores en general, excepto en el sector tecnología se espera crecimiento, principalmente en el de energía y materiales.

La tendencia de los gastos corporativos es de importancia en el contexto de promoción de economías saludables y la sostenibilidad de los ciclos económicos.

Con tasas de crecimiento negativas, se transmite un mensaje perjudicial de las compañías frente al desenvolvimiento de la economía en general. Si estas no están dispuestas a gastar es porque no perciben los beneficios necesarios para llevar a cabo desembolsos cuantiosos. A la vez esto se convierten en una limitación al desarrollo y crecimiento porque se tocan otros sectores de importancia como la fuerza laboral, compuesta por todos los ciudadanos que representan el usuario al consumo de bienes y servicios, propiciándose entonces una menor demanda y bajas en las tasas de inflación.

En los últimos cinco meses y medio se han suscitado mayores incertidumbres en las potenciales treguas comerciales que no se limitan solo a Norteamérica y China, sino que también se extiende a Europa. Por lo que el estimado 3% de incremento capex para el cierre 2019, presentado en las perspectivas de junio, tiene altas probabilidades de no materializarse. Y por el contrario que las tasas sean menores a las del 2018, lo cual exacerba la materialización de desaceleración económica mundial.

Compañías reducen sus gastos de capital, ¿a dónde redirigen sus recursos?

FICHA

La autora es asesora en materia financiera.

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora Financiera

Resumen de su carrera: Master en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.