Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Economía

FAO inicia programa para prevenir la plaga de la marchitez del banano

La plaga  FOC R4T está presente en 19 países en todo el mundo y su presencia en América Latina y el Caribe fue detectada por primera vez el pasado año, en una región de Colombia.

simulacro para detectar la plaga del banao
Simulacro para detectar la plaga del banano.FAO

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) inició esta semana la implementación de un programa de cooperación técnica para brindar asistencia técnica a los países de la región ara prevenir su entrada y propagación, fortalecer las capacidades de vigilancia y de manejo de la plaga de la marchitez del banano Fusarium  raza 4 tropical (FOC R4T).

De acuerdo con la FAO, el banano es un producto agrícola vital para la seguridad alimentaria y el sector rural de América Latina y el Caribe. La región produce anualmente más de 30 millones de toneladas y es responsable del 80% de las exportaciones mundiales de este rubro.

Sin embargo, existen riesgos fitosanitarios que amenazan la sanidad y sostenibilidad de este cultivo, como la marchitez por Fusarium del banano causada por la raza 4 tropical (FOC R4T). Esta plaga afecta a las musáceas, incluida la variedad Cavendish, una de las más conocidas en los mercados, dañando las raíces y tallos de la planta, lo que puede ocasionar pérdidas de rendimiento de hasta el 100%.

“Esta enfermedad la causa un hongo que permanece durante mucho tiempo en el suelo, y pueden verse afectadas todas las variedades de musáceas, lo que puede impactar en la seguridad alimentaria y la economía de los países de la región”, agregó Efraín Medina, Director Ejecutivo del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA).

El FOC R4T está presente en 19 países en todo el mundo, con graves repercusiones para los pequeños productores, los trabajadores del sector y la cadena de valor del banano de manera general. Su presencia en América Latina y el Caribe fue detectada por primera vez el pasado año, en una región de Colombia.

“La raza 4 tropical es una de las plagas más devastadoras que han afectado al banano, con capacidad de provocar una crisis socioeconómica de dimensiones inestimables. Su reciente detección en la región constituye una seria amenaza para la producción y para los medios de vida de miles de familias que dependen de ello”, declaró Raixa Llauger, Oficial de Agricultura de la FAO para Mesoamérica.

Este programa facilitará la elaboración de un plan de acción regional y planes de acción nacionales encaminados a reducir el riesgo de introducción de la raza 4 tropical en las áreas libres del continente. También permitirá disminuir su propagación y sus efectos negativos en zonas infectadas.

Los planes contemplaran el desarrollo de acciones coordinadas para el perfeccionamiento de las fases de preparación, prevención, detección, respuesta, manejo y recuperación de la plaga, que involucren a toda la sociedad. Adicionalmente, se realizarán capacitaciones para prevenir su entrada, vigilar y diagnosticar su aparición y contener los eventuales brotes de la plaga.

“El plátano tiene una importancia significativa en la economía rural de Panamá. Afortunadamente, el país está libre de esta plaga, pero se han reforzado las medidas de vigilancia para prevenir, ante todo, su ingreso al país”, explicó Oleg Aguilar, Director de Sanidad Vegetal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario de Panamá.

En el programa participan 20 países de la región que, junto a expertos en protección vegetal de organismos internacionales y regionales, se reúnen en Panamá para establecer funciones y responsabilidades para el desarrollo del programa a nivel nacional, fortalecer sus capacidades en la prevención y diagnóstico, y crear mecanismos de colaboración e intercambio de experiencias entre países.

Año Internacional de la Sanidad Vegetal

“Las plantas son fundamentales para la vida, al proporcionar el 80% de los alimentos que consumimos. Pero la pérdida de biodiversidad, el comercio y los viajes, los efectos del cambio climático y las actividades humanas son factores que facilitan la propagación de plagas y ponen en riesgo la sanidad de los cultivos, como es el caso del banano. Por este motivo, la concientización juega un papel destacado para la sanidad vegetal”, agregó Raixa Llauger.

Para contribuir a este objetivo, 2020 fue declarado como Año Internacional de la Sanidad Vegetal en favor de la implementación de acciones para la conservación y el mantenimiento de los recursos vegetales mundiales y aumentar la sensibilización sobre la importancia de la sanidad vegetal para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este encuentro representa el inicio de las actividades que la FAO implementará en América Latina y el Caribe en el marco de esta iniciativa.

Respuesta de la FAO a FOC R4T

Antes de la aparición de FOC R4T en América Latina y el Caribe, la FAO ha brindado asistencia técnica a los países de la región, en conjunto con el OIRSA, para el reconocimiento de los síntomas de esta plaga, facilitar su prevención y diagnóstico, y establecer protocolos de acción, incluyendo simulacros en campo.

A nivel internacional, la FAO está estableciendo una red mundial sobre el FOC R4T en el marco del Foro Mundial Bananero (FMB), una plataforma de múltiples interesados del sector que alberga la FAO. La red ayudará a coordinar las acciones y a difundir el asesoramiento técnico de los organismos especializados.

Datos clave sobre el Fusarium R4T

· La marchitez por Fusarium es causada por el hongo Fusarium oxysporum f.sp. cubense. Se transmite por el suelo y es una de las enfermedades más destructivas de banano en el mundo.

· Actualmente la erradicación efectiva no es posible y el patógeno permanece viable por décadas en el suelo. La estricta observación de medidas fitosanitarias es fundamental para evitar que la enfermedad se propague.

· La plaga puede propagarse a través de materiales vegetales y esporas y de partículas del suelo infectadas adheridas a herramientas agrícolas, zapatos, vehículos y cualquier otro medio.

· La diversificación, la salud del suelo y el mejor uso de los recursos genéticos disponibles son claves para construir la resiliencia a la enfermedad a largo plazo.

· La plaga no representa ningún riesgo para la salud humana.