Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Economía

El sindicato de pilotos de Latam en Perú acepta reducir sus salarios al 50%

La organización sindical con medio millar de afiliados manifestó que cuenta con "un porcentaje de apoyo y aceptación muy alto"

Latam
En Perú, donde Latam tiene la primera posición del mercado, están cancelados los vuelos domésticos e internacionalesArchivo | EFE

El Sindicato de Pilotos de Latam Perú (Siplap) aceptó la propuesta de la empresa de reducir su sueldo un 50 % por la disminución de operaciones de la aerolínea chilena a causa del cierre de fronteras de varios países de Suramérica ante la propagación del coronavirus COVID-19.

La organización sindical manifestó su decisión en comunicado donde recalca que cuenta con "un porcentaje de apoyo y aceptación muy alto" por parte de sus afiliados, que superan el medio millar.

"Queremos recalcar que el recorte del 50 % de nuestros salarios es una medida voluntaria de unión y apoyo no solo a la empresa, sino a nosotros mismos", recalcó el comunicado.

El sindicato argumentó que el sacrificio contribuirá a evitar despidos masivos y así a mantener sus puestos de trabajo para el sustento de sus familias.

La propuesta de reducir los salarios surgió el miércoles desde la dirección de la compañía en reuniones con dirigentes sindicales y contempla inicialmente tres meses (abril, mayo y junio), según detalló el Diario Financiero de Chile.

El lunes Latam, que emplea a 43.000 personas, anunció en un comunicado que ha reducido sus operaciones al 70 %, con una disminución del 90 % de sus vuelos internacionales y del 40 % de los vuelos domésticos en los distintos países del continente donde opera.

En Perú, donde Latam tiene la primera posición del mercado, están cancelados desde el martes los vuelos domésticos e internacionales, tras el cierre de fronteras entre otras disposiciones del Gobierno para el aislamiento obligatorio de la población que ayude a prevenir la expansión del coronavirus.

El vicepresidente comercial de Latam, Roberto Alvo, señaló entonces que la empresa está "trabajando para asegurar la sostenibilidad del grupo a largo plazo y proteger los puestos trabajo de los 43.000 empleados".

"Sin embargo, la envergadura e imprevisibilidad de esta crisis hacen difícil anticipar resultados. Es por esto que vamos a requerir del apoyo de los gobiernos para salir adelante de la mayor crisis de la historia para los sectores del turismo y la aviación civil", apuntó Alvo.

El requerimiento de reducción de salarios a los trabajadores llegó después de que el Gobierno de Chile negase ayudas a Latam para capear esta crisis, lo que también hizo desplomarse su cotización bursátil.