Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Economía

Empresa privada aboga por quédate en casa mientras advierten de endeudamiento

La Cámara de Comercio invita a la ciudadanía a permanecer en sus hogares si sus trabajos no ayudan a salvar vidas; mientras que economista dice que las estrategias financieras por Covid-19 elevan presión al grado de inversión

Panorámica de rascacielos Panamá
El resultado del proyecto se sustenta en la clasificación, noticias y análisis para capturar cómo se perciben los países a escala global.Archivo | La Estrella de Panamá

Ante la propagación de la Covid-19 en Panamá, el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Jorge Juan de la Guardia invitó a la población en general este domingo a quedarse en casa y cumplir la cuarentena sanitaria, si sus trabajos no ayudan a salvar vidas.

Mediante el Cámara Opina, Guardia reconoce que Panamá es uno de los primeros países que más temprano adoptó la cuarentena, pero para que sea efectiva “necesita de la activa participación, sin excepciones, de todos los actores de la sociedad. En lo básico, es un período destinado a lograr el máximo distanciamiento de posibles focos de infección —o infectar a otros— y proteger a los adultos mayores, uno de los segmentos de riesgo mayor dentro de la población. El no hacer caso de instructivo tan sencillo, muestra hoy las experiencias dramáticas de España e Italia”.

El empresario señaló que debido a que se trata de una situación desconocida hasta ahora en la historia reciente, muchos piensan que tal vez pueda sucederle a otro, pero a ellos no. Por eso es necesario hacer cumplir de manera estricta las medidas dispuestas en el marco de esta cuarentena nacional a falta de una vacuna.

El presidente de la CCIAP reconoció el liderazgo del presidente Laurentino Cortizo al encabezar estos esfuerzos para cerrarle el camino a la Covid-19. De igual modo, el empeño del Gobierno Nacional al emprender acciones para resguardar los efectos de esta calamidad, especialmente, a los sectores más sensibles.

Y es que la situación no es fácil así lo reconocen las autoridades. Hasta este sábado, las autoridades informaron de 901 casos positivos, el deceso de otras 17 personas y la recuperación de cuatro pacientes infectados.

En la misma conferencia, el director general de la Caja de Seguro Social, Enrique Lau Cortés hizo un llamado a la población al decir: “Si no cambiamos de actitud, en 15 días, la cantidad de pacientes será mayor a la capacidad del sistema para atenderla”.

Por su parte, el infectólogo Xavier Sáez-Llorens tuitió que la “situación se pondrá peor en abril, pero después empezaremos a ver la luz si la gente cumple con la cuarentena y medidas de distanciamiento físico. Debemos dar alimentación/agua/albergues a los más necesitados para evitar estallidos sociales. Tiempos de mayor solidaridad colectiva”.

MEDIDAS ECONÓMICAS

Ante la emergencia generalizada, los gobiernos se avocan a tomar medidas para contrarrestar la misma. En este caso en particular, es una crisis de salud que ha afectado al planeta y por la gravedad de la misma, las acciones de mitigación desde la parte de salud pública hasta la financiera y económica están a la orden del día. Sin embargo, el 99.9% de estos eventos, no están contemplados en ningún presupuesto, con lo que desestabilizan las finanzas generales.

Para economista Víctor Cruz muchos creerán que el presupuesto del Estado puede usarse fácilmente y trasladarse cualquier recurso que se necesite para enfrentar la situación que vive Panamá hoy día, pero no es así. Y si así lo hiciera el Gobierno Nacional, desatendería las actividades cuyos recursos fueron utilizados para la crisis. Sin embargo, el análisis para tomar esa decisión establecería un rango de prioridades y esta situación es una prioridad.

“Si el presupuesto no es flexible para atender esta emergencia, los caminos financieros serán otros”, acotó.

En el caso de Panamá —explicó— un país sin banca central, mucho menos papel moneda propio, no puede de requerirse el caso, apretar un botón y comenzar imprimir el papel moneda que se requiere para enfrentar dicha emergencia.

Pero hay mecanismos que se pueden usar, como fue explicado días atrás por las autoridades y uno de ellos es liberar un poco el margen de reservas de los bancos para que coadyuve a tener un disponible adicional si las entidades financieras lo requiriesen por las actividades de cada uno, recordó el economista.

Por otro lado, afirmó Cruz que como país contamos con el Fondo de Ahorro de Panamá cuya ley indica exactamente para qué se puede usar, que ante la emergencia existente parece favorecer su uso. El cual supone un fondo de $1,300 millones. Además de que la última medida, es solicitar deuda por la vía de Bonos Soberanos como recién lo anunció el Gobierno Nacional, lo cual hace crecer nuestra Deuda Externa en $2,500 millones más.

A Cruz le preocupa que dichos recursos sean solo para paliar la crisis de salud provocada por la Covid-19, porque “nuestra economía sigue muy débil en su crecimiento y si la cuarentena termina por paralizar el país, el golpe será mucho más fuerte de lo que se ha estado viviendo desde hace unos 2 o 3 años hacia acá”.

Hablando estrictamente en términos financieros, el economista sostiene que este nuevo Bono Soberano hará que “el Gobierno agregue a los presupuesto venideros los gastos que ocasiona la nueva deuda, lo cual presiona aún más el grado de inversión”.

Después de esto —advirtió—, la disciplina fiscal deberá extremarse aún más y el Gobierno tendrá la responsabilidad, desde las Inversiones Públicas, poner su grado de arena para contribuir con el crecimiento económico de Panamá.