Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Economía

MIDA destina $2.5 millones para la compra de carne de cerdo

Las asociaciones porcicultoras acordaron la venta de 9,710 lechones, para el Plan Panamá Solidario de Alimentación al que le aprobaron $20 millones

MIDA carne de cerdo
El ganado porcino será sacrificado por cinco mataderos nacionales.Cortesía | MIDA

En los próximos días, los productores de ganado porcino entregarán 9,710 cerdos para su sacrificio al concretar la compraventa por $2.5 millones, según dieron a conocer las autoridades del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

La compraventa forma parte del Plan Panamá Solidario de Alimentación, para garantizar el abastecimiento, bienestar y alimentación de las familias más vulnerables del país ante la emergencia sanitaria de COVID-19.

El MIDA informó que coordinaron la adquisición con la Asociación Nacional de Porcinocultores de Panamá (ANAPOR) y la Asociación de Pequeños Porcinocultores (APUP).

Este proceso de sacrificio y embalaje involucra la participación de cinco mataderos: Procesadora Industrial de Carnes S.A (PICSA), en La Chorrera; Carnes de Coclé (Ungasa), en Las Tablas; Frigocarne, S.A., en Los Canelos de Divisa, y próximamente se incorporará otro matadero del sector este del país.

A través del comunicado de prensa, el MIDA reiteró que "la compra forma parte de los 20 millones de dólares aprobados por el Consejo de Gabinete, que incluyen carnes y granos, como una de las medidas para hacer frente al estado de emergencia sanitaria causada por el COVID-19, y cuya presencia se confirmó en Panamá el pasado 9 de marzo.

MÁS ALIMENTOS

Adicional a la compra de cerdo, el MIDA adelantó que también tiene contemplado la adquisición de carne de pollo y pescado, para llevarlo a las familias que están en estado de pobreza y pobreza extrema.

A través del Plan Panamá Solidario de Alimentación, el MIDA previamente adquirió otros alimentos tal es el caso de la carnes de res. Se trató de 2,000 novillos con un peso de 900 a 1,200 libras, con un valor total de $2.7 millones.

La compra solo se gestionará con productores cuyos hatos no sobrepasen las 50 reses. El máximo por pequeño productor será de unas 12 reses. Con la compra, los productores estarán recibiendo por la libra en pie unos $0.89.

Los primeros lotes de novillos para el sacrificio procederán del Matadero Los Canelos de Frigocarne, S.A., en Divisa, Herrera; UNGASA de Carnes de Coclé, S.A. en Las Tablas, Los Santos, y de Macello, S.A. en el sector de Panamá Este. El programa contempla otros dos mataderos en La Chorrera y en Chiriquí.

Para el sacrificio de los novillos, el MIDA trabaja en conjunto con la Asociación Nacional de Ganaderos (ANAGAN).

En este sentido, el titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, explicó que se han tomado las medidas necesarias revisando los inventarios de granos (frijoles, maíz, café y arroz), así como de carnes (res, pollo, cerdo y pescado), a fin de prepararse como Estado para afrontar esta emergencia.

ACCIONES PREVIAS

Antes de que surgiera la emergencia sanitaria por COVID-19, el ministro Valderrama había aprobado la entrada al país de un contingente ordinario extraordinario de arroz por 2.3 millones de quintales. 

El proceso para mismo, una vez conocida la pandemia en Panamá fue acelerado, para garantizar el abastecimiento del principal grano de consumo en el país, con 154.32 libras por persona al año.

Con esa importación se suple el déficit de producción nacional, y la mima será efectuada directamente por los molinos nacionales.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, explicó que estas acciones se fundamentan en la Declaratoria de Estado de Emergencia decretada por el Consejo de Gabinete mediante Resolución 11 de 13 de marzo de 2020.

Valderrama aclaró que sí hay arroz suficiente para abastecer el mercado nacional hasta el mes de junio; sin embargo, para evitar cualquier inconveniente que se presente por COVID 19, se tomó la decisión de adelantar los trámites, para traer el grano, con el fin de garantizar el abastecimiento del mercado local de junio a agosto, que inicia la cosecha local.