Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Economía

Boeing sufre 108 cancelaciones de 737 MAX y su cartera de pedidos cae a 4.834

La firma además rebajó el estatus de 101 de pedidos debido al debilitamiento financiero de las aerolíneas por la pandemia del COVID-19

En la imagen, un avión del Gobierno estadounidense delante de un hangar del fabricante Boeing.
En la imagen, un avión del Gobierno estadounidense delante de un hangar del fabricante Boeing.EFE

El gigante aeroespacial estadounidense Boeing anunció este martes que ha sufrido 108 cancelaciones de pedidos de su polémico avión 737 MAX y que su cartera ha caído por debajo de los 5.000 aparatos por primera vez en siete años, situándose ahora en 4.834, según informó EFE-DowJones.

La firma además rebajó el estatus de 101 de pedidos debido al debilitamiento financiero de las aerolíneas por la pandemia del COVID-19, y se espera que la situación se agrave a medida que los compradores aprovechan cláusulas de sus contratos que les permiten cancelarlos si los aviones llevan un año de retraso o más.

El fabricante de aviones no logró ningún pedido nuevo en abril y ha perdido más de 500 en lo que va de año tras experimentar su mayor aumento de cancelaciones en décadas, lo que le ha llevado a pasar de una cartera de 5.049 a comienzos a de marzo a la actual, de 4.834 unidades, la cifra más baja desde 2013.

Entre las firmas que han cancelado esos pedidos está la estadounidense General Electric, a través de su rama de alquiler de aviones Gecas; o la china Avolon Holdings, que también alquila aviones, de acuerdo a The wall Street Journal.

Boeing presentó el informe después de que su consejero delegado, David Calhoun, diera una entrevista a un programa de la cadena NBC y dibujara un panorama oscuro a corto plazo para el sector de las aerolíneas, asegurando que no es probable que se recupere el crecimiento a los niveles de 2019 hasta dentro de tres a cinco años.

Calhoun dijo que el coronavirus "probablemente" sacará del negocio a una de las principales aerolíneas estadounidenses, sin nombrar ninguna en concreto, pero un portavoz indicó más tarde que el ejecutivo hablaba "de manera general sobre el sector, no sobre una aerolínea en particular", según recoge CNBC.

Boeing reveló hace un par de semanas el fuerte impacto de la pandemia de COVID-19 en sus cuentas, una crisis que se suma a la que ya padecía con los 737 MAX, paralizados en todo el mundo, y que le ha llevado a incurrir en pérdidas de 628 millones de dólares en el primer trimestre y recortar 16.000 empleos mientras busca liquidez.