Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Economía

IATA: La crisis de conectividad aérea internacional amenaza la recuperación económica mundial

La prueba sistemática de viajeros es la solución inmediata para reconstruir la conectividad que hemos perdido, considera la Asociación Internacional de Transporte Aéreo 

Denuncian sobreprecios en contratos hechos por Tocumen S.A.
Aeropuerto de Internacional de  Tocumen, considerado del "hub" de las américas, también fue impactado por la crisis generada por la pandemia .Archivo / La Estrella de Panamá

El transporte aéreo es un motor importante de la economía mundial; y en tiempos normales, la aviación respalda unos 88 millones de puestos de trabajo y en $3.5 mil millones el PIB. Sin embargo, más de la mitad de este empleo y valor económico está en riesgo por el colapso de la demanda mundial de viajes aéreos, advierte un nuevo estudio de la Reunión General Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), publicado este 25 de noviembre.

“Al menos 46 millones de puestos de trabajo apoyados por el transporte aéreo están en peligro y la fortaleza de la recuperación económica de covid-19 se verá seriamente comprometida sin el apoyo de una red de transporte aéreo en funcionamiento”, alertó en el análisis el vicepresidente senior de Relaciones Externas de Miembros de la IATA, Sebastián Mikosz.

Para Mikosz “los gobiernos deben darse cuenta de que existen importantes consecuencias para la vida y los medios de subsistencia de las personas”; y en ese sentido, la 76ª Reunión General Anual de la IATA pidió a los gobiernos que reabrieran las fronteras de manera segura mediante pruebas.

“La prueba sistemática de viajeros es la solución inmediata para reconstruir la conectividad que hemos perdido. La tecnología existe. Se han desarrollado las pautas para la implementación. Ahora tenemos que implementarlo, antes de que el daño a la red mundial de transporte aéreo sea irreparable”, dijo Mikosz.

El índice de conectividad aérea de la IATA mide qué tan bien conectadas están las ciudades de un país con otras ciudades del mundo, lo cual es fundamental para el comercio, el turismo, la inversión y otros flujos económicos. Es una medida compuesta que refleja la cantidad de asientos que se transportan a los destinos a los que se sirve desde los principales aeropuertos de un país y la importancia económica de esos destinos.

Sus cifras revelan que la crisis de la covid-19 ha tenido un impacto devastador en la conectividad internacional, sacudiendo la clasificación de las ciudades más conectadas del mundo.

Londres, por ejemplo, considerada, la ciudad número uno más conectada del mundo en septiembre de 2019, ha experimentado una disminución del 67% en la conectividad. Para septiembre de 2020, había caído al número ocho.

Mientras que Shanghai es ahora la ciudad mejor clasificada en conectividad con las cuatro ciudades más conectadas de China: Shanghai, Beijing, Guangzhou y Chengdu.

Nueva York (-66% caída en conectividad), Tokio (-65%), Bangkok (-81%), Hong Kong (-81%) y Seúl (-69%) han salido de los diez primeros.

El estudio revela que ahora dominan las ciudades con un gran número de conexiones nacionales, lo que muestra hasta qué punto se ha cerrado la conectividad internacional.