Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Economía

Crean estrategias para los planes de turismo comunitario indígena

Los trabajos se dan en relación al Circuito Panamá Indígena, que se enfoca en mostrar la cosmovisión y tradiciones de siete pueblos indígenas a los turistas 

Iván Skildsen y Antonio Zarco
El administrador general de la ATP, Iván Eskildsen, y el cacique Antonio Zarco, en la comunidad Emberá Parará PurúATP

El administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, y el cacique Antonio Zarco, en la comunidad Emberá Parará Purú, se reunieron para crear avances de estrategias de promoción del destino de cara a la reactivación de las actividades turísticas en la zona, en especial en esta temporada de cruceros.

Ambas autoridades concretaron realizar durante el primer trimestre del 2022, una jornada de capacitaciones junto a la Asociación Panameña de Turismo Sostenible (APTSO), en el marco del proyecto Pacto, cuyo objetivo es fomentar el turismo comunitario enfocado en la innovación para la creación de productos turísticos y experiencias. Emberá Parará Purú es una de las comunidades piloto de Pacto.

La ATP informó que en el encuentro también se levantó material fílmico y fotográfico para la elaboración de piezas promocionales de los atractivos del lugar, con el fin de atraer visitantes nacionales e internacionales y potenciar esta zona del “Circuito Panamá Indígena”, que forma parte del Plan Maestro de Turismo Sostenible (PMTS) 2020-2025 y respetando la Ley 37 del 2 de agosto del 2016, que establece la consulta y consentimiento previo, libre e informado a los pueblos indígenas.

“La institución busca visibilizar ante potenciales inversionistas la riqueza cultural y natural de estos pueblos, sus prácticas ancestrales y su importancia en el cuidado del mayor afluente del Canal de Panamá”, destacó la ATP, que al tiempo indicò que junto con el Fondo de Promoción Internacional (PROMTUR), se ha evidenciado el interés de los turistas en conocer la diversidad cultural de Panamá, la cosmovisión y el estilo de vida de las diferentes etnias que se han mantenido intactas.

El administrador de la ATP presentó a autoridades y delegados de 11 de los 12 territorios indígenas miembros de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas (COONAPIP), la iniciativa: “Panamá Indígena”, circuito turístico que se desarrolla como parte de las rutas patrimoniales planteadas en el PMTS, actualmente en ejecución en 8 destinos prioritarios.

El Circuito Panamá Indígena es una de las experiencias principales que se enfocan hacia el viajero consciente, que busca mostrar la cosmovisión y tradiciones de siete pueblos indígenas auténticos (Ngäbe, Buglé, Naso Tjërdi, Bri-Bri, Guna, Emberá y Wounaan), donde los viajeros pueden tener contacto con su sabiduría y conexión espiritual y la naturaleza.

De acuerdo con la ATP, estos pueblos representan más del 13% de la población y custodian el 23% del territorio nacional. Además, están representados por 12 congresos y consejos que forman parte de COONAPIP, su economía depende en un 80% del turismo.

En las comunidades del Chagres las actividades son similares: caminatas, senderos de plantas medicinales, tours a la cascada de “Quebrada Bonita”. Otro atractivo son las aguas cristalinas de los ríos de la comunidad Emberá Drua que cuenta con una “playita”, donde el aventurero se puede bañar con seguridad.

Según la ATP, el excursionista puede experimentar pintar su cuerpo a base de “jagua “, que es una fruta natural que se usa para curaciones, proteger la piel; además puede participar de sus danzas y disfrutar de su gastronomía.

Emberá Parará Purú está a una hora de la ciudad de Panamá, para llegar se debe ingresar por La Cabima, en el corregimiento de Alcalde Díaz, dirigirse al Puerto de Corotú donde se toma una piragua a motor y en 15 minutos puede estar en esta comunidad del Parque Nacional Chagres, un bosque urbano con una impresionante vegetación virgen.

“La pandemia afectó la economía de los pueblos indígenas; sin embargo, con la reapertura del turismo están poco a poco recibiendo viajeros que desembarcan de cruceros anclados en el Puerto Colón 2000 y se trasladan a las comunidades indígenas, ubicadas en la cuenca del Río Chagres (Tusipono, Parará Purú, Buru Biaquiru, Embera Drua), donde se dedican a conocer el destino por más de 3 horas”, mencionó la ATP.