26 de Sep de 2022

Economía

Cuba empieza la semana con nueva jornada de apagones por déficit del 36%

La empresa estatal Unión Eléctrica (UNE) de Cuba pronostica para este lunes un déficit del 36% de la capacidad de generación durante el horario de mayor demanda.

La empresa estatal Unión Eléctrica (UNE) de Cuba pronostica para este lunes un déficit del 36% de la capacidad de generación durante el horario de mayor demanda.

Por ello, en esta jornada se repetirán los prolongados e incómodos apagones que desde hace varios meses afectan distintas regiones de la isla –incluida La Habana desde los primeros días de agosto– a veces hasta por más de 10 horas consecutivas.

La UNE informó que la capacidad de generación en el horario de más consumo será este día de 2.280 megavatios (MW) y la máxima demanda será de 3.100 MW. Por lo tanto, prevalecerá un déficit de 820 MW.

La compañía, perteneciente al Ministerio de Energía y Minas, prevé una afectación máxima para el horario de mayor consumo de electricidad de 890 MW.

Este domingo, el servicio eléctrico estuvo afectado por déficit de capacidad de generación durante todo el día, con una afectación máxima de 1.035 MW. Esa situación se mantuvo también en la madrugada.

La compañía estatal aclaró que el momento en el que más se vio afectado el sistema fue en la tarde, debido a la salida de operación de tres centrales eléctricas flotantes por una tormenta en la zona del puerto de Mariel.

Los cortes eléctricos –debidos a fallas y rupturas en las anticuadas plantas termoeléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados– son cada vez más frecuentes en el país.

En julio se registraron apagones en 29 de los 31 días y en agosto la situación parece mantenerse, según datos de la UNE cotejados por EFE.

La crisis energética, que lastra todos los ámbitos de la economía y afecta de forma notable a la vida diaria, está empezando a azuzar el descontento social en Cuba.

Ya el año pasado los apagones fueron una de las razones detrás de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas, a juicio de los analistas.

En los últimos días se han producido varias protestas de menor entidad, principalmente en localidades pequeñas con prolongados apagones, aunque también se han registrado en Santiago de Cuba, La Habana y otras provincias del país.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.

El Gobierno cubano aspira a reducir esta dependencia y cuenta con un plan para que en 2030 el 37% de su mix energético (algo más de 3.500 MW) provenga de fuentes renovables.

El país atraviesa por una grave crisis económica desde hace dos años por la pandemia, el endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos y los fallos en la gestión nacional.