Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Internacional

Jefa de FMI advierte contra falso sentimiento de seguridad

La jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió hoy que la economía mundial podría estar en el camino de l...

La jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió hoy que la economía mundial podría estar en el camino de la recuperación, pero que no existe un gran espacio para maniobras ni para errores políticos.

Siguen existiendo vulnerabilidades económicas y financieras a pesar de que las condiciones del mercado financiero son más cómodas y los indicadores económicos recientes empiezan a ser más optimistas, incluso en Estados Unidos, dijo en el Foro de Desarrollo de China sostenido hoy en Beijing.

La decisión y las acciones políticas del Banco Central Europeo y de algunos países europeos han ayudado y el progreso se logró tras el apoyo renovado a Grecia de parte del FMI y de los socios europeos, dijo.

Con el apoyo de estos esfuerzos colectivos, la economía mundial ha retrocedido del borde y tenemos razones para estar más optimistas, indicó.

Sin embargo, dijo que el optimismo no debe hacernos tener un falso sentimiento de seguridad. Lagarde puso como ejemplo que los sistemas financieros siguen siendo frágiles y que en muchas economías avanzadas persisten elevadas deudas públicas y privadas.

Los crecientes precios del petróleo se están volviendo una amenaza para el crecimiento mundial, añadió la jefa del FMI.

Lagarde pidió a las economías avanzadas que capitalicen el respiro logrado recientemente y sigan adelante con políticas que les permitan salir de la crisis que afectó a Estados Unidos y a Europa.

"Esto significa un apoyo macroeconómico continuo y un enfoque fiscal equilibrado, junto con reformas en el sector financiero y reformas estructurales e institucionales para reparar el daño provocado por la crisis y para mejorar la competitividad", afirmó.

También urgió a las economías de mercado emergentes a que calibren las políticas macroeconómicas, tanto para protegerse de un mayor deterioro en las economías avanzadas, como para contener las presiones del sobrecalentamiento, y a continuar inviertido en reformas como las crecientes transferencias sociales o la reducción de los impuestos al consumo.